El Paso

‘Cazan’ a asesino fugitivo; mató a 5 antes de morir

En su huida, se lleva a un abuelo y cuatro nietos; escapó el mes pasado de prisión texana

Cortesía / Gonzalo López
Cortesía / La familia que asesinó

Associated Press

sábado, 04 junio 2022 | 06:00

Houston— Un asesino convicto que huía desde que escapó de un autobús de la prisión el mes pasado recibió un disparo mortal por parte de la Policía en Texas después de que mató a cinco miembros de la misma familia, incluidos cuatro niños, y robó una camioneta de su cabaña rural de fin de semana, dijeron las autoridades.

Gonzalo López, de 46 años, murió en un tiroteo con la Policía el jueves por la noche en Jourdanton, unas 35 millas (55 kilómetros) al Sur de San Antonio, luego de conducir la camioneta por más de 200 millas (322 kilómetros) desde la cabaña, dijo Jason Clark, vocero del Departamento de Justicia Penal de Texas. Había estado prófugo desde que apuñaló a un conductor de autobús de la prisión el 12 de mayo.

Cuando le dispararon a López, tenía un rifle estilo AR-15 y una pistola que, según las autoridades, pudieron haber sido sustraídos de la cabaña, dijo Clark.

Las autoridades del Condado de Atascosa, unas 220 millas (354 kilómetros) al Suroeste de la cabaña, vieron la camioneta robada el jueves por la noche y la siguieron, quedándose atrás para no alertarlo de su presencia, dijo el Sheriff David Soward. Los oficiales de la Policía de Jourdanton luego usaron tiras de púas para pinchar las llantas del vehículo. Pero López aún pudo seguir conduciendo y sacar su rifle por la ventana y disparar varios tiros a los oficiales antes de golpear dos postes telefónicos y una cerca, dijo Soward.

“Salió de su camioneta. Disparó rondas adicionales. Al menos cuatro oficiales respondieron al fuego contra el sospechoso”, quien murió, dijo Soward.

La búsqueda de López, quien escapó mientras era transportado en un área enjaulada de un autobús de la prisión, se intensificó el jueves cuando alguien llamó a la Policía porque les preocupaba no haber tenido noticias de un pariente anciano.

Eso llevó a los oficiales a una cabaña rural cerca de Centerville en el Condado de León, en la misma área donde López había escapado del autobús.  

Identifican a víctimas

El Distrito Escolar Independiente de Tomball en los suburbios de Houston dijo el viernes que los cuatro niños eran estudiantes de su distrito y que el adulto era su abuelo.

El pastor de la familia identificó a las víctimas como el abuelo Mark Collins, de 66 años, y sus nietos, los hermanos Waylon, de 18 años; Carson, de 16 y Hudson, de 11, junto con Bryson, su primo de 11 años.

Los cinco estaban visitando el rancho de su familia en Centerville. En un comunicado el viernes, la familia dijo que estaban devastados por la pérdida de sus familiares. El viernes por la mañana, Tomball ISD confirmó que los cuatro niños eran estudiantes del distrito. Waylon acababa de graduarse.

“La pérdida de un estudiante, por cualquier motivo, es desgarradora, pero perder cuatro de una manera tan trágica es insoportable, y nuestros pensamientos y oraciones están con la familia y los amigos de estos amados estudiantes y su abuelo”, decía un correo electrónico del Distrito.

“No hay palabras. Durante este momento difícil, la comunidad de Tomball continúa uniéndose tras la trágica pérdida de cuatro estudiantes”, dijo la superintendente del Distrito Escolar, Martha Salazar-Zamora.

Se cree que las víctimas llegaron el jueves por la mañana a la cabaña de su propiedad, dijo Clark. Se cree que los cinco fueron asesinados esa tarde y tenían un vínculo con López, dijo. Las autoridades aún no saben si López se había quedado en la cabaña y si les tendió una emboscada cuando llegaron, dijo Clark.

“Nos entristece mucho que ocurrieran los asesinatos, pero les diré que respiramos con alivio porque López no podrá lastimar a nadie más”, dijo Clark.

Intensa búsqueda

López había sido objeto de una intensa búsqueda desde su fuga. Estaba siendo transportado de una prisión en Gatesville a otra en Huntsville para una cita médica, dijo el Departamento de Justicia Criminal de Texas. Escapó en el Condado de León, el área rural entre Dallas y Houston, que está a más 100 millas (160 kilómetros) al Este de Gatesville.

El departamento ha dicho que López se liberó de las ataduras de manos y piernas, cortó el metal expandido de la jaula y se arrastró desde el fondo. Luego atacó al conductor, quien detuvo el autobús y tuvo un altercado con López, y ambos finalmente se bajaron del autobús.

Un segundo oficial en la parte trasera del autobús salió y se acercó a López, quien volvió al autobús y comenzó a conducir, dijo el departamento.

Los oficiales dispararon contra López e inutilizaron el autobús al dispararle a la llanta trasera, dijo el departamento. Luego, el autobús viajó una corta distancia antes de salir de la carretera, donde López salió y corrió hacia el bosque. En algún momento, López apuñaló al conductor, cuyas heridas no ponían en peligro su vida, dijo el departamento.

Clark dijo que se llevará a cabo “una revisión de incidentes graves” sobre la fuga.

“Nos corresponde a nosotros retroceder para descubrir cómo escapó, cómo superó nuestros protocolos de seguridad para dejar ese vehículo de transporte”, dijo Clark.

López cumplía cadena perpetua por una condena de 2006 por asesinar a un hombre en la frontera entre Texas y México.