El Paso

Pagarán más aunque baje tasa impositiva

A medida que aumentan las valuaciones de las casas en libros, sube el cobro

El Paso Matters / La construcción del nuevo museo para niños, La Nube

Elida S. Pérez / El Paso Matters

viernes, 08 julio 2022 | 06:00

La tasa impositiva propuesta por la Ciudad, aunque ligeramente más baja que la tasa del año pasado, resultará en un alivio fiscal para pocos, si es que a alguno, porque no compensa un fuerte aumento en las valoraciones de las propiedades.

Según el presupuesto y la tasa de impuestos propuestos por la Ciudad, la porción de la factura de impuestos de la Ciudad sobre una casa de valor promedio, ahora tasada en más de $172 mil, aumentaría en $193 este año, según cifras preliminares de valoración del Distrito Central de Tasación de El Paso.

El presupuesto preliminar total de la Ciudad es de aproximadamente mil 200 millones de dólares, un aumento del 9 por ciento con respecto al año pasado. Eso incluye $21.4 millones más en ingresos recaudados de los propietarios durante el año pasado.

El director financiero, Robert Cortinas, dijo que la mayor parte del aumento en el presupuesto de la Ciudad se destinará al personal municipal, incluido el refuerzo de los departamentos de Policía y Bomberos y la dotación de personal para nuevos proyectos, como el museo de los niños. Reducir el presupuesto planteado y la tasa impositiva probablemente requeriría recortar el personal o los salarios sugeridos, dijo.

“Esa es la reducción que realmente tendríamos que hacer”, dijo Cortinas en una entrevista con El Paso Matters. “En cambio, estamos hablando de aumentar los salarios, brindar más compensación para garantizar que seamos competitivos. El mercado laboral es un desafío muy, muy difícil en este momento para que muchos de los departamentos de nuestra Ciudad continúen brindando servicios, por lo que tenemos que ser más agresivos para poder contratar”.

Tasas más bajas, facturas más altas

Para lograrlo, la Ciudad está considerando una tasa impositiva de 90 centavos por cada $100 en la valoración de la propiedad, tres cuartos de centavo menos que la tasa actual de 90.7 centavos.

Sin embargo, debido a que la disminución de la tasa impositiva propuesta no compensa el aumento en las valoraciones, la mayoría de los propietarios aún verán un aumento significativo en la parte de la factura del impuesto a la propiedad de la Ciudad.

Y ese no es el único ajuste que probablemente verán los contribuyentes: los dueños de propiedades en la Ciudad de El Paso generalmente pagan impuestos sobre la propiedad a cinco entidades gubernamentales: la Ciudad, el condado, el distrito escolar en el que viven, el distrito hospitalario que opera el Centro Médico Universitario y El Paso Community College, quienes en las próximas semanas deliberarán sobre los presupuestos propuestos y las tasas de impuestos.

Pero El Paso ha sido el principal impulsor del aumento de las facturas de impuestos a la propiedad desde 2012, lo que representa de la mitad a casi dos tercios del aumento total de impuestos para viviendas de valor promedio de acuerdo al distrito escolar en el que se encuentra la vivienda, según un análisis de El Paso Matters. 

A dónde va el dinero

El aumento potencial para los contribuyentes se produce en un momento de incertidumbre económica, incluidos los desafíos actuales provocados por la pandemia de Covid-19, el crecimiento de los costos del combustible y los bienes y la escasez de mano de obra.

El administrador de la Ciudad, Tommy González, durante una reciente descripción general del presupuesto para el Concejo Municipal, dijo que la Ciudad ha estado lidiando con la forma de equilibrar la prestación de servicios y seguir siendo competitiva.

“Es un problema en todo Estados Unidos, pero hemos sido muy estratégicos”, dijo González.

La Ciudad aumentó el salario mínimo para los empleados de la EP y recientemente implementó bonos de mil dólares para ayudar a atraer trabajadores a varios departamentos que enfrentan escasez, incluidos los del sector de calidad de vida.

El presupuesto propuesto incluye 75 centavos adicionales por hora para empleados civiles que comenzarán en mayo de 2023; pagos de suma global de $175 o $250 basados en calificaciones de evaluación de desempeño; y mayores aumentos de pago por tiempo de servicio por cada cinco años de servicio para compensar a los empleados a largo plazo.

La seguridad pública, que representa aproximadamente el 60 por ciento del presupuesto del próximo año fiscal, incluirá dos academias de policía y de bomberos, financiamiento continuo para la intervención en crisis y equipo de tecnología de la información y apoyo de equipos de personal para el programa de cámaras corporales.

El área de Calidad de Vida, que constituirá alrededor del 12 por ciento del presupuesto, incluye $4.5 millones más para operar nuevos proyectos de bonos como el museo infantil La Nube y la exhibición de pingüinos del zoológico; $300 mil más por costos de agua; y $390 mil más para el mantenimiento de parques. Se construyen o amplían nuevos parques en toda la Ciudad.

La infraestructura, que incluye calles y mantenimiento, supondrá el 10 por ciento del presupuesto y destina $300 mil al Plan de Manejo del Tránsito Vecinal; $1.8 millones para seguridad en intersecciones como semáforos y accesibilidad bajo la Ley de Estadounidenses con Discapacidades; y $1.2 millones adicionales para la cuadrilla mediana de mantenimiento, que según Cortinas incluye la nueva autopista Montana Avenue en East El Paso. Aunque la autopista de seis carriles con calles secundarias es un proyecto estatal, la Ciudad está a cargo del mantenimiento de sus camellones.

González dijo que para aprovechar los dólares de los impuestos, la Ciudad también ha utilizado subvenciones estatales y federales para pagar todo, desde recursos adicionales para bomberos y policías y subvenciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades para abordar las necesidades de salud.

Los funcionarios de la Ciudad esperan recibir el registro de impuestos certificado del Distrito Central de Tasaciones el 25 de julio, lo que ayudará a determinar su tasa impositiva final. Una audiencia pública está fijada para el 2 de agosto. 

El presupuesto y la tasa impositiva se adoptarán el 23 de agosto antes del inicio del año fiscal el 1 de septiembre.