El Paso

Recibirá ex presidenta de UT-Brownsville medalla de la libertad

García es la primera mujer mexicoamericana en dirigir un colegio o universidad en los EU

The Texas Tribune / Juliet García en una reunión en 2013

Kate McGee / The Texas Tribune

martes, 05 julio 2022 | 06:00

Juliet García acababa de terminar la jardinería en su patio trasero en Brownsville cuando vio que tenía dos llamadas perdidas de un número de Washington, D.C.

Ella devolvió las llamadas y un miembro del personal de la Casa Blanca le dijo que el presidente Joe Biden quería otorgarle la Medalla Presidencial de la Libertad, el honor civil más alto de la nación. García es la ex presidenta de la Universidad de Texas en Brownsville y la primera latina en convertirse en presidenta de un colegio o universidad en los Estados Unidos. Se une a las filas de los ganadores anteriores de la medalla, incluidos el difunto John Lewis, Meryl Streep, Maya Angelou y Babe Ruth.

“Mi esposo dijo: ‘Dile que te sientes honrada’”, dijo García en una entrevista telefónica con The Texas Tribune. “Nunca me quedo sin palabras, pero en ese momento, aparentemente, no salía nada”.

Como mexicoamericana nativa de Brownsville, García se desempeñó por primera vez como presidenta de Texas Southmost College en 1986. En 1991, Texas Southmost se fusionó con la Universidad de Texas en Brownsville y se convirtió en presidenta de UT-Brownsville.

García se desempeñó como presidenta allí durante 22 años y ejerció un papel fundamental en la fusión de UT-Brownsville y la Universidad de Texas Pan American para crear la Universidad de Texas Rio Grande Valley (UTRGV), que fue aprobada por la Legislatura en 2013. Ella decidió no postularse para el primer puesto en la nueva universidad y dirigió un nuevo centro llamado Instituto de las Américas de la Universidad de Texas hasta 2016. En ese momento, el Sistema de la Universidad de Texas decidió cambiar de dirección y la nombró asesora del rector en asuntos comunitarios, nacionales y compromiso mundial.

Actualmente se desempeña como profesora de comunicaciones en UT-Rio Grande Valley.

“Juliet ha enriquecido la vida de muchos estudiantes del Valle del Río Grande, desde la escuela primaria hasta la universidad”, dijo el presidente de UTRGV, Guy Bailey, en un comunicado. “Sus contribuciones a la educación superior en el Sur de Texas y más allá son duraderas y han creado caminos de éxito entre una nueva generación de líderes latinos”.

García le dijo al Tribune que ella y su esposo siempre quisieron enfocarse en mejorar la educación en el Sur del estado.

“El trabajo en la frontera es difícil de hacer. Es muy fácil decidir empacar e irse a otro lado”, dijo.

García señaló que durante su tiempo como presidenta, está más orgullosa de luchar contra el Gobierno Federal cuando quería construir un muro fronterizo en el campus, que se encuentra a centímetros de la frontera entre Estados Unidos y México.

Finalmente, las dos partes acordaron que en lugar de un muro fronterizo de 18 pies, el Gobierno Federal construiría una valla verde de 10 pies con pilares blancos.

García es una de las 17 personas en recibir la medalla de la libertad durante la presidencia de Biden.

El grupo de homenajeados anunciado el 1 de julio también incluye a la gimnasta de Houston Simone Biles, la jugadora de fútbol Megan Rapinoe, la activista de seguridad de armas Gabby Giffords y el actor Denzel Washington.

“Juliet Villarreal García personifica el sueño americano. Como la primera mujer mexicoamericana en dirigir colegio o universidad en Estados Unidos, la doctora García ha sido la fuerza inspiradora detrás de innumerables personas que hicieron del servicio público el trabajo de su vida y estudiantes que se dieron cuenta de su potencial académico”, dijo el rector del sistema de UT, James B. Milliken, en un comunicado.