El Paso

Se preparan funerarias para oleada de muertes en El Paso

En las funerarias del Grupo Perches se registró que cuatro de cada cinco fallecidos son a causa del virus

Archivo

Jaime Torres Valadez / El Diario de El Paso

jueves, 29 octubre 2020 | 06:00

Conforme aumentan los casos positivos de Covid-19 en la ciudad, cuyas cifras han marcado un pico histórico desde que inicio la pandemia, las muertes por esta enfermedad podrían aumentar significativamente, afirmaron las autoridades del sector salud.

Tan solo en una de las funerarias del Grupo Perches la estadística de servicios en el mes de septiembre alcanzó los 80 y cuatro de cada cinco muertes fue por Covid, afirmó Jorge Ortiz, gerente general de la negociación.

Expuso que ante el incremento de fallecimientos, los cuales ya habían visualizado desde que comenzó la pandemia se prepararon con la instalación de una unidad de refrigeración adicional en sus instalaciones para almacenar los cuerpos de las personas que han perdido la vida no solo de coronavirus sino de otras enfermedades, muertes accidentales o naturales. 

Mencionó que de igual manera los servicios han aumentado en ambos lados de la frontera en las últimas semanas, luego del incremento de casos positivos en la región.

“Hemos visto con tristeza un aumento de muertes por Covid y hemos empezado a almacenar más cadáveres en nuestros refrigeradores conforme pasan los días”, expresó Ortíz.

Indicó que el servicio binacional que se ofrece, al igual que otras casas funerarias, se ha visto incrementado también y semanalmente trasladan un promedio de 8 a 10 cuerpos ya sea de El Paso a Juárez o viceversa.

“Hemos mantenido este servicio de manera normal en la región debido a que no existe una legislación en el condado que nos impida trasladar los cuerpos de un país a otro aunque hayan muerto por Covid-19”, manifestó.

Y es que al aumentar los casos activos en la ciudad se incrementa también el número de hospitalizaciones tanto en el área de camas como en la unidad de cuidados intensivos y respiradores, elevando la probabilidad de que más personas mueran en su lucha contra este mal.

El alza en los contagios ha puesto de nuevo en estado critico a las autoridades locales y estatales al registrarse ayer sábado mil 261 casos positivos, una tendencia alta que se ha mantenido en las últimas dos semanas, alcanzando un total de 10 mil 911 casos activos y 38 mil 554 acumulados.

Con la muerte de una mujer, en sus anos 40’s y con problemas de salud subyacentes la cifra se elevó a 572 las registradas en el condado pero las autoridades temen que esta cifra se eleve aún más.

Para el doctor Héctor Ocaranza, autoridad sanitaria de la Ciudad y el Condado, la situación es crítica por lo que suplica a la población a ser consciente de esta emergencia sanitaria y adopten un papel de alta responsabilidad social.

“Queremos que se den cuenta de que estamos en una situación desesperada. queremos que asuman la responsabilidad personal de detener la propagación”, expresó el especialista médico preocupado por la presencia del ‘pico’ tan elevado que se mantiene en la ciudad.

A su vez el juez del condado de El Paso, Ricardo Samaniego, dijo que se mantiene contacto con las ciudades vecinas tanto de Texas como de Nuevo México, además de coordinarse con la embajada mexicana y el alcalde de Ciudad Juárez, Armando Cabada, quien recientemente y por segunda vez dio positivo a Covid-19, para mitigar la propagación juntos.

A pesar de la emergencia sanitaria que se libra en la ciudad fue minimizada por el presidente Donald Trump durante el tercer debate presidencial al afirmar que en Texas se había logrado controlar la pandemia. 

“Hubo un pico muy grande en Texas, ahora ha desaparecido”, afirmó el presidente por lo que la comunidad paseña mostró su indignación al cuestionar el manejo erróneo del mandatario.

“No es posible que no le informen de la realidad que impera en cada rincón del estado de Texas. Es el presidente y debe estar enterado de todo por mínimo que sea”, dijo Eleazar Estrada, residente del Este de la ciudad.

El, al igual que otros residentes mostró su preocupación por el incremento repentino de contagios y se pronunció por una cuarentena generalizada en todos los sectores de la ciudad. “Solo así podremos extinguirla de raíz”.

El hecho de se hayan presentado decenas de servicios en una sola capilla funeraria ha puesto reflexivos a muchos ciudadanos que temen que el virus poco a poco este atacando a sus seres queridos.

“Antes el tener 50 era desbordante y ahora que la cifra se elevó a 80 si es para ponernos a pensar de la gravedad de la situación”, dijo Ortíz tras lamentar la muerte de uno de los subdirectores de la empresa, Harrison Jhonson, quien hace cuatro meses adquirió la enfermedad.

Explicó que aunque no murió por Covid fueron muchos meses de sufrimiento por la serie de complicaciones que le provoco el padecimiento.

No obstante el riesgo que representa para el personal operativo de la funerarias manifestó que desde el inicio de la pandemia se han seguido a cabalidad todos y cada uno d los protocolos de seguridad para evitar ser contagiados. empleados que ocupan otras posiciones laboran desde sus casas.

Agregó que de los cuatro refrigeradores que operan para almacenar los cuerpos tres se mantienen a su capacidad y un cuarto, el último instalado con capacidad para 80 cadáveres tiene actualmente 35 cuerpos acomodados.

A manera personal y recordando las palabras del gobernador Abbott, Ortíz envío un mensaje a la comunidad, en especial a los jóvenes de su edad, a que tomen con seriedad esta amenaza. “Es una realidad. Deben tener extremar precauciones no solo por ellos mismos sino por sus familias, sus amigos y todos sus seres queridos. Debemos ponemos en manos de Dios”.

Ante este panorama las autoridades han reforzado las restricciones contra el virus: reduciendo el cupo máximo permitido en los negocios no esenciales al 50 por ciento, suspendiendo las visitas a las instalaciones que cuidan a los ancianos y prohibiendo las reuniones en los hogares, convirtiéndolo en el primer gran condado de Texas en endurecer medidas desde que el gobernador Greg Abbott relajó las restricciones en septiembre.

En la víspera de la llegada del invierno los empresarios de las casas funerarias se preparan para recibir más cuerpos debido a que es en esta temporada cuando se presenta un mayor número de muertes tal y como también se previno Sunset Funeral Homes en El Paso con tres unidades de refrigeración para cadáveres.