El Paso

Sentencian a 21 meses a líder de milicia antiinmigrante

Se hacía pasar por agente de Border Patrol en la zona de Sunland Park

Cortesía

Staff
El Diario de El Paso

sábado, 17 octubre 2020 | 16:39

El Paso.- Uno de los ex líderes de una milicia que operaba en el área de Sunland Park, con el objetivo de frenar el cruce de indocumentados durante la gran crisis migratoria, fue  condenado por hacerse pasar por un agente de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos (USBP). 

Los fiscales federales dijeron que James Christopher Benvie, de 45 años, recibió el jueves una sentencia de 21 meses de prisión seguidos de un año de libertad supervisada. Había enfrentado hasta seis años de prisión después de haber sido hallado culpable en marzo por dos cargos de suplantación de identidad falsa.

Según los registros judiciales públicos y las pruebas de su juicio, Benvie era un líder y portavoz de un grupo de vigilantes conocidos como los Guardian Patriots (Patriotas Guardianes) que establecieron un "campamento" en la frontera mexicana en el área de Sunland Park, población aledaña a El Paso que se ubica en el Condado de Dona Ana, Nuevo México.

Muchos miembros del grupo llevaban insignias, camuflaje y otras prendas de estilo militar, a menudo se cubrían la cara con máscaras y portaban pistolas y rifles de asalto.

Los fiscales dijeron que Benvie se representó falsamente como un agente de la Patrulla Fronteriza cuando detuvo a inmigrantes que sospechaba que cruzaban ilegalmente a Estados Unidos.

Según los fiscales, Benvie y otros miembros del grupo detuvieron a seis mujeres y niños de El Salvador el 15 de abril de 2019, y a cuatro adultos y tres niños dos días después sin ninguna autoridad legal legítima.

Dijeron que Benvie interrogó a los inmigrantes en ambas ocasiones antes de entregarlos a los agentes de la Patrulla Fronteriza.

Segundo líder sentenciado

En febrero de 2019, Benvie y su grupo establecieron un campamento en la zona de Sunland Park, en los límites con Anapra, Municipio de Juárez, Chihuahua. 

En abril de este año fueron removidos del terreno que ocupaban –y que era propiedad privada del ferrocarril Union Pacific–, luego que circulara en redes sociales un video en el que detienen a unos 300 migrantes indocumentados, función que le corresponde la Border Patrol.

De ahí se trasladaron temporalmente a los terrenos de una ladrillera, donde posteriormente se construyó el llamado “muro privado” con fondos obtenidos por la organización We Build the Wall, la cual está bajo investigación federal.

La remoción en abril de los Patriotas campamento coincidió con la acusación federal y el arresto del comandante del grupo, entonces conocido como United Constitutional Patriots, Larry Mitchell Hopkins. 

El arresto fue el resultado de una acusación formal del gran jurado federal que alega que Hopkins estaba en posesión de un arma en su casa en Flora Vista, Nuevo México en 2017. Hopkins, quien anteriormente fue condenado por hacerse pasar por un oficial del orden público, tenía prohibido poseer o poseer armas de fuego. .