El Paso

Suprema Corte, a punto de decidir sobre casino tigua

El lunes 27 de junio es actualmente la última fecha indicada para emitir opiniones

Archivo / El casino Speaking Rock

De la Redacción / El Diario de El Paso

domingo, 05 junio 2022 | 06:00

El futuro de las operaciones de juego en el Centro de Entretenimiento Speaking Rock de los tiguas podría ser decidido por la Corte Suprema de Estados Unidos tan pronto como el lunes. 

El máximo tribunal del país escuchó argumentos orales en febrero sobre la lucha de tres décadas entre los tiguas y el Estado de Texas por la legalidad de los juegos de azar en tierras tribales. 

En general, la Corte Suprema aún debe emitir opiniones sobre 33 casos que se argumentaron desde que comenzó el período actual en octubre, incluido el caso de los tiguas. 

Los otros casos ante la Corte incluyen decisiones importantes sobre temas como el aborto y el deseo de la administración Biden de poner fin a los Protocolos de Protección de Migrantes, mejor conocido como el programa ‘Permanecer en México’ para solicitantes de asilo, que comenzó con la administración Trump.

El lunes 27 de junio es actualmente la última fecha indicada para emitir opiniones durante el período 2021-2022 de la Corte Suprema.

Larga batalla

Los tiguas de El Paso finalmente tuvieron su día ante la Corte Suprema de Estados Unidos en febrero, culminando una batalla legal de tres décadas con el Estado de Texas sobre si la tribu puede ofrecer algún tipo de juego en su tierra.

Los abogados de los tiguas, el Estado y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos dedicaron poco más de 90 minutos a los argumentos orales ante el tribunal superior. Los argumentos se centraron en gran medida en cuestiones legales matizadas, y los jueces dieron pocas pistas sobre cómo podrían fallar cuando decidan el caso.

Varios de los jueces señalaron que los jueces federales de El Paso han expresado su frustración con el sistema actual que ha llevado al Estado de Texas a recurrir regularmente a los tribunales para determinar hasta los detalles más minuciosos de las operaciones en el Speaking Rock Entertainment Center, donde los tiguas ofrecen bingo tradicional y máquinas electrónicas que se asemejan a las máquinas tragamonedas estilo casino y se basan en los principios del bingo.

“¿Por qué tendría sentido contratar a los tribunales federales de Distrito para vigilar todos estos aspectos del juego? Me parece que ese sería un sistema extraño”, dijo la jueza Amy Coney Barrett.

Hay mucho en juego para la tribu y para El Paso. Speaking Rock emplea a cientos de personas y es una de las principales fuentes de ingresos de los tiguas para los programas tribales de salud, vivienda y educación.

La batalla legal por los juegos de azar ofrecida por las tribus Tigua y Alabama-Coushatta de Texas se ha centrado en dos eventos de 1987: una decisión de la Corte Suprema en el caso de California contra Cabazon Band of Mission Indians, que condujo a la expansión generalizada de operaciones de juego tribales en todo el país; y una ley aprobada por el Congreso unos meses después llamada Ley de Restauración de 1987.

La ley de 1987, que creó una relación de fideicomiso federal con las dos tribus de Texas –Tigua y Alabama-Coushatta–, incluía una disposición que les prohibía realizar juegos de azar en el estado. Los tiguas son formalmente conocidos como Ysleta del Sur Pueblo.

El Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito ha dictaminado repetidamente desde la década de 1990 que la Ley de Restauración hace ilegal todo lo que no sea bingo de apuestas bajas en las tierras de las tribus Tigua o Alabama-Coushatta. Las tribus han argumentado que se les debería permitir ofrecer formas de juego que son legales pero están reguladas en Texas, según lo permitido por la decisión de sobre la tribu Cabazon Band de California.