Escaparate

Sin barba ni joyas: En la nueva normalidad deberás evitar usarlas para ir a la oficina

Las empresas y los empleados contarán con una tabla de autoevaluación para supervisar los lineamientos sanitarios que se llevan o no acabo en los centros de trabajo.

Agencias

viernes, 22 mayo 2020 | 20:09

Todo el mundo habla de la nueva normalidad: que si vamos a usar cubrebocas para siempre, que si nos habremos convertido en mejores humanos, que si vamos a poder abrazarnos en algún momento… y mientras pensamos en todo eso, al menos ya sabemos qué sí va a cambiar en el trabajo. 

A algunos no les va a gustar, pero de acuerdo con los lineamientos técnicos de seguridad sanitaria en el entorno laboral, publicados por la Secretaría del Trabajo, tendrás que despedirte de tu barba y tus joyas. 

Sí, sí así como lo lees, este documento recomienda “evitar el uso de joyería, corbatas, barba y bigote, toda vez que son reservorios de virus y demás microorganismos (fómites)”.

La oficina no será como antes

Y no solo eso, muchos otros hábitos de ofina tendrán que cambiar. Por ejemplo, tú que siempre pierdes la pluma, ya no vas a poder pedirle prestada una a nadie.

Las recomendaciones incluyen no compartir: celular, utensilios de cocina, papelería, plumas, etc. con tus compañeros de trabajo.

Todo esto además de sugerencias como: mantener una distancia de 1.5 metros entre una persona y otra y usar cubrebocas y, en algunos casos, protección facial.

También, en caso de que el trabajo a distancia no sea una opción, las empresas deberán modificar sus horarios para evitar la concentraciónde grandes cantidades de personas.

“Si el teletrabajo no es posible, se cuentan con escalonamientos de horarios de ingreso, modificación de turnos, horarios flexibles u otra acción que evite grandes concentraciones de trabajadores en las instalaciones en determinados horarios y espacios de trabajo”, señala el documento.

Las empresas y los empleados contarán con una tabla de autoevaluación para supervisar los lineamientos sanitarios que se llevan o no acabo en los centros de trabajo.

Así que sí, la vida de oficina no será como antes en la nueva normalidad, al menos por un tiempo.