Estado
Especial

Consumen alcohol desde los 10 años por imitación

Exhortan especialistas a enfrentar el problema detectado en los centros antiadicciones de la localidad

Cortesía / Algunos de los arrestados por la Policía municipal a principios de este mes

Alejandro Vargas
El Diario de Juárez

lunes, 24 enero 2022 | 14:20

Ciudad Juárez.- Imitando a su padre, que bebía en exceso, Raúl, de sólo cinco años, quien vivía en un rancho, se escondía en un gallinero para tomar alcohol con sus hermanos. Robaban botellas e iban a ese lugar, donde en cada trago sentían que se iba el dolor de las heridas del rechazo, del que quisieron escapar. Como ocurrió con aquellos licores, su vida también se empezó a consumir, igualmente, casi hasta el fondo.

En su adolescencia, encontró el reconocimiento lejos de casa, pero, aceptado en el círculo social erróneo. 

“Me conocían como Raúl, el alma de la fiesta, porque siempre me las ingeniaba para conseguir botellas”, enfatizó el hombre de ahora 51 años. Así continuó gran parte de su vida: cambió los estudios por trabajo, pero usó su tiempo para el ocio y así se inició en el consumo de la mariguana y cocaína, para seguir emborrachándose.  

No era consciente, pero a la vez que se destruía, también causaba daño a quienes realmente se preocuparon por él. Su esposa le dijo que quería que se fuera de la casa y, para no perderla, cambió. 

“Esta enfermedad (el alcoholismo) se acompaña de otra: la negación”, refirió quien pudo salir adelante con organizaciones como Alcohólicos Anónimos (AA), en donde consiguió las herramientas para sanarse.

“Ya era un problema muy fuerte. Ella me quiso dejar, ya no me aguantaba, por lo mismo, por el alcohol. En la noche siempre estaba tomando, me estaba drogando y no estaba en la casa. Mi esposa tenía toda la razón, pero por desgracia, entonces, el alcohol y las drogas ya habían ganado la partida. Esto avanza, no te das cuenta hasta que no hay solución, pero yo me salvé a través de un amigo”, afirmó.

Su caso, en una zona periférica, es como el de muchos pequeños en Juárez. Juan Gerardo López Fernández, coordinador de Alcohol, Tabaco y Solventes de la Comisión Estatal de Atención a las Adicciones (Ceadic) afirmó que se ha detectado que, en su mayoría, los niños empiezan a consumir copiando, principalmente antes de los 10 años. Por ello, el profesional exhortó a esta comunidad a atender el tema.

El médico refirió que aunque no se cuenta con los datos de cuántos juarenses están cayendo en problemas con el consumo de alcohol, mismos que después abren la puerta a otras sustancias aún más nocivas, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Adicciones (Sisvea) detectó que el rango etario en el que gran parte de las personas empezaron con este problema fue entre los ocho y nueve años.

“Se le conoce al alcohol como la droga de inicio, también al tabaco. No se tiene una estadística fidedigna, es muy difícil, pero sí tenemos un seguimiento de las personas usuarias de los centros de salud. Vemos que el vicio con el alcohol, después se traduce en el uso de metanfetaminas, cristal, que son de las que más los atrapan y causan más problemas”, dijo López.

Apenas el pasado 7 de enero, este medio documentó cómo 159 menores fueron asegurados por agentes de la Policía municipal (SSPM), que acompañaban a varios funcionarios de Protección Civil y de Ecología, en una fiesta clandestina en donde pequeños desde los 13 años ingerían alcohol en la colonia Anáhuac. Algunos asistentes huyeron, otros se atrincheraron y lanzaron latas a oficiales, hasta que éstos entraron.

Como presuntos organizadores, fueron detenidos Arnold C., de 24 años, y su madre, Marta R. N., de 43, con base en el artículo 81 del Código Penal del Estado. La penalidad estipulada por corrupción de menores va desde los seis meses hasta tres años de prisión y de 300 a mil días de multa, por lo que las autoridades llamaron a evitar el ilícito. A su vez, el médico señaló que sí hay sitios de ayuda.

Aparte del grupo de los AA, cuyo número telefónico es el (656) 614-28-25, se encuentran a disposición los Centros de Atención Primaria en Adicciones (CAPA), que son tres estatales, más uno por el Municipio. Los inmuebles, con contacto en el número (656) 647 52 33 están ubicados, uno, en la colonia Altavista, sobre Hidrógeno 6414, además otro en Las Aztecas, en Olmecas 6735, uno más en Águilas de Zaragoza. 

“También si requieren orientación pueden llamar al (656) 613-55-10 extensión 220, de la asociación del Centro de Tratamiento Integral en Adicciones (Ceadic)” manifestó el galeno. 

Destacó que mientras más rápido se atiendan el porcentaje de éxito es más, antes de que los usuarios consuman cosas más adictivas. Apeló a la conciencia de la gente para no ver el fin del camino reflejado a través del fondo de una botella.

LOS RIESGOS

El consumo excesivo de alcohol entre los menores, igual que con los adultos, causa:

•Lesiones

•Accidentes

•Violencia

•Trastornos mentales y de la conducta

•Problemas gastrointestinales

•Cáncer

•Enfermedades cardiovasculares

•Trastornos inmunológicos

•Enfermedades óseas

•Trastornos reproductivos y daños congénitos

PARA APUNTAR

•El alcoholismo es un trastorno que tiene una causa biológica primaria y una evolución natural previsible, lo que se ajusta a las definiciones aceptadas de cualquier enfermedad

•La perspectiva inició en Alcohólicos Anónimos (1939), que afirmaba que el alcoholismo, caracterizado por la pérdida de control sobre la bebida y, por tanto, sobre la propia vida, era una enfermedad

•Este punto de vista se trasladó a la bibliografía erudita en los años cincuenta en forma del concepto del alcoholismo como enfermedad. El concepto estaba arraigado en las concepciones tanto médicas como del siglo XIX, que consideraban la embriaguez como una enfermedad

•En 1977, un Grupo de Investigadores de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en respuesta al uso impreciso y variable del término alcoholismo; propuso utilizar en su lugar la expresión síndrome de dependencia del alcohol en nosología psiquiátrica. Por analogía con la dependencia de las drogas, el término dependencia del alcohol ha tenido una buena acogida en las nosologías actuales

avargas@redaccion.diario.com.mx