Estado

Emprenden proyecto humanitario por migrantes

A través de ‘Vamos Juntos’, buscan fortalecer la salud física y mental de las personas en movilidad

Manuel Sáenz / El Diario de Juárez / Un equipo médico atiende cada semana dando consultas de nutrición, odontología y psicología
Manuel Sáenz / El Diario de Juárez / Un equipo médico atiende cada semana dando consultas de nutrición, odontología y psicología

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

martes, 02 agosto 2022 | 14:31

Desnutrición, estrés y ansiedad forman parte de los principales problemas de salud física y emocional que padecen las personas en movilidad que se encuentran actualmente en Ciudad Juárez, en donde son apoyadas por ADRA México, Cadena A.C. y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). 

A través del proyecto “Vamos Juntos”, desde marzo pasado, las organizaciones de ayuda humanitaria buscan fortalecer la salud de los migrantes en 14 espacios de Ciudad Juárez, informó Jesús Maldonado, coordinador local del proyecto que también se lleva a cabo en Tijuana y Tapachula.

“Nuestro servicio es de primer nivel; es decir, los servicios básicos. Si se requiere, los canalizamos a segundo nivel, que sería con la Secretaría de Salud, al Centro de Salud Todos Somos Mexicanos, al Hospital de la Mujer, al Hospital Infantil. Actualmente estamos atendiendo 14 albergues, los estamos rotando en la semana, cinco en una semana, cinco albergues en otra”, informó.

Un equipo médico, de nutrición, odontología y psicología atiende cada semana a entre 380 y 400 niños, niñas y adolescentes (NNA) y mujeres embarazadas o en período de lactancia, “sin hacer de menos a caballeros, pero pensando que (a quienes atienden) son las personas más vulnerables”, dijo Maldonado. 

Entre los albergues que visitan se encuentran El Buen Samaritano, Alabanzas al Rey, Solus Christus, Misión con Visión, Vivir para Amar y Servir, Frontera de Gracia, San Óscar Romero, Tierra de Oro Puerto Palomas y Tierra de Oro Ciudad Juárez. 

Una vez por semana también acuden a la Oficina de Movilidad Humana de la Diócesis de Ciudad Juárez, ubicada en las oficinas de la Catedral, para atender principalmente a migrantes de origen haitiano que viven fuera de un albergue. 

“Aquí fue de los primeros lugares a los que empezamos a venir, porque aquí están más que nada en situación de movilidad de calle, y otros en casas (de renta). Por eso, es el único lugar al que estamos viniendo una vez por semana, por la necesidad, aquí en Catedral”, explicó. 

Uno de los principales problemas de salud encontrados en los migrantes son grados de desnutrición, principalmente en menores y mujeres embarazadas.

Psicológicamente “sí vienen muy mal, la psicóloga cuando los atiende, son muy poquitos los que están tranquilos, la mayoría están desesperados, están frustrados, vienen cargando muchos problemas desde que salen de su país. Y cuando llegan aquí, que finalmente están en la frontera y que literalmente están a unos metros, entonces le cuentan a la psicóloga que es mucha frustración cuando están aquí en la orilla y ven la ciudad, las casas, ellos se sienten más frustrados porque su sueño es estar allá”, señaló. 

Cuando llegan a Ciudad Juárez, algunos de ellos después de años de migrar, y se encuentran con una frontera cerrada para la migración, su única esperanza es una excepción humanitaria, la cual puede tardar meses en llegar. 

“Llegan como que con esa esperanza, pero después de ver que el proceso está tardado y que no les hablan, llegan con la psicóloga que no pueden dormir, desesperados, con muchos problemas, más depresión y ansiedad”, comentó. 

Desde julio, “Vamos Juntos”, cuenta además con una unidad móvil para atender la salud de las personas migrantes en esta frontera, destacó.

hmartinez@redaccion.diario.com.mx