Estado

Olvidan a menor en caseta de cobro

Elementos de la Guardia Nacional dieron alcance a sus familiares y lo entregaron

Miguel Vargas
El Diario de Juárez

martes, 02 junio 2020 | 21:43

Ciudad Juárez— Una madre rarámuri olvidó a su hijo de 8 años en un paradero de viaje por casi dos horas, cuando se trasladaban en grupo al municipio de Janos a trabajar en el campo, en un vehículo de carga.

Los hechos se originaron la tarde del pasado lunes en la caseta de cobro de peaje de Galeana y la intervención del personal de la Guardia Nacional que vigila las carreteras del Estado fue fundamental para hacer el reencuentro, según dio a conocer la institución.

Se conoció que el menor llegó al punto de descanso en la caseta de cobro que se encuentra sobre la carretera 560 de Buenaventura.

Junto con unas 12 personas, entre ellas su madre, descendieron del vehículo en el que se trasladaban con destino hacia Janos, a emplearse en la cosecha o labor.

Se confirmó que los viajeros utilizaron los sanitarios y áreas de descanso que se localizan a un costado de la caseta y después de varios minutos reanudaron su viaje, todos juntos, pero sin el menor.

El niño, al sentirse olvidado y deambular solitario, llamó la atención de los elementos de la ahora Guardia Nacional, que son conocidos como policías federales de caminos.

En un breve interrogatorio supieron que el niño había sido abandonado por sus familiares y dejado a su suerte de manera no intencional, según se informó.

Los agentes federales al conocer las características del vehículo tipo pickup Chevrolet gris se aprestaron a darle alcance a la camioneta donde viajaba la madre del menor.

Recorrieron más 100 kilómetros de carretera y los ubicaron sobre el Libramiento Gómez Morín y Valle Manuel Dublan, ya dentro del municipio de Nuevo Casas Grandes.

De acuerdo con Google Maps, la distancia entre este último punto y la caseta de cobro de peaje Galeana se recorre en un viaje de casi dos horas, si se considera una velocidad promedio de 72 kilómetros por hora.

Según se informó, la madre viajaba dentro de la cabina del vehículo ligero y daba por hecho de que su hijo había subido a la caja junto con otras personas, por lo que se mostró sorprendida cuando fueron intervenidos por la Guardia Nacional y se percató del incidente.

“Gracias por localizar a mi hijo que estaba extraviado, no nos dimos cuenta cuando se quedó ahí”, dijo la mujer de la etnia rarámuri en un breve video del reencuentro difundido ayer por la Guardia Nacional. 

mvargas@redaccion.diario.com.mx