Estado

Será LeBaron ejemplo de justicia: AMLO

Tras reunión con familiares de víctimas de masacre, el presidente promete que crimen en la comunidad mormona no quedará impune

David Cruz/El Diario de Juárez
David Cruz/El Diario de Juárez
David Cruz/El Diario de Juárez
Néstor Monsiváis/El Diario de Juárez
Néstor Monsiváis/El Diario de Juárez
David Cruz/El Diario de Juárez

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

lunes, 13 enero 2020 | 10:00

La Mora, Sonora La justicia por la masacre de la comunidad LeBaron servirá de ejemplo de que el que comete un delito será castigado, le aseguró ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador en La Mora, en Bavispe, Sonora.

Después de la reunión privada con los familiares de las tres madres que fueron asesinadas con seis de sus hijos el pasado 4 de noviembre, el mandatario tuvo un evento público, donde anunció que regresará para presentar un plan de desarrollo para Bavispe.

Al salir de la reunión, Loretta Miller, quien recibió a López Obrador en su casa, dijo estar conforme con la entrevista; mientras que Julián LeBaron, líder de la comunidad LeBaron en Chihuahua y familiar de las víctimas, reclamó que autoridades estuvieron involucradas.

El director de Seguridad Pública de Janos, Fidel Alejandro N. “está siendo acusado de tener participación directa en la masacre”, reclamó Julián LeBaron al exigir que se investigue a las autoridades de Chihuahua “porque hay un crimen de omisión por parte de la autoridad estatal y de todas las instituciones”.

Dijo que “ellos tienen un monopolio en el uso de las armas locales, ellos se pasean en automóviles pagados por el pueblo, tienen autorizado usar armas y son los que mandan a los que tienen las armas. ¿Qué pasa con los policías que voltean las armas a la comunidad y asesinan a mujeres y niños?, el problema es de ese tamaño”.

El atentado ocurrió en dos puntos diferentes de la sierra que conecta al rancho sonorense La Mora con Janos, Chihuahua. En el primer ataque, a pocos kilómetros de La Mora, fueron asesinados Rhonita Miller, de 30 años, y cuatro de sus hijos: Howard y Krystal, de 12 y 10 años, y los cuates Titus y Tiana, de ocho meses de nacidos.

Ellos fueron atacados a balazos y luego incinerados dentro de la camioneta en la que viajaban.

En el segundo ataque, a 18 kilómetros de distancia, casi en la frontera con Sonora, fue asesinada Christina Marie Langford, de 32 años, quien viajaba con su hija de siete meses de edad.

También fueron asesinados en el mismo lugar, dentro de una tercera camioneta, Dawna Ray Langford, de 43 años de edad, y sus hijos Trevor y Rogan, de 11 y dos años, mientras que otros seis de sus hijos resultaron heridos.

Los compromisos de AMLO 

A 69 días de la masacre en la que fueron atacados a balazos 17 mujeres y niños, nueve de las cuales murieron y seis resultaron heridos, López Obrador sostuvo ayer la segunda reunión con las familias de las víctimas, esta vez en el rancho en el que vivían y del que ha huido el 80 por ciento de los habitantes tras la masacre.

Además de hablarles sobre la investigación, en la cual aseguraron no les aclaró “quién” y “por qué” mandó matar a sus familiares, el presidente tuvo cuatro compromisos que después anunció a la comunidad del municipio, basados en la seguridad y justicia para la población.

“Se está avanzando y va a haber justicia, no sólo porque éste es un delito que afectó a familias mexicanas y estadounidenses”, aseguró López Obrador, quien llegó acompañado de su Gabinete de Seguridad. 

“Hemos acordado volvernos a reunir en dos meses y posteriormente yo voy a regresar, aquí a Bavispe. Vamos a regresar porque se ha hecho un planteamiento... lo primero, la justicia: que se castigue a los responsables, que no haya impunidad, que sea un ejemplo de que el que comete un delito es castigado”, aseguró el mandatario.

El segundo acuerdo fue “que podamos hacer un monumento, aquí, donde sucedieron estos hechos lamentables y dolorosos, en reconocimiento de las mujeres y de las víctimas”, dijo AMLO.

El tercer acuerdo será hacer un reconocimiento especial a los sobrevivientes y quienes participaron de manera heroica tras la masacre, “por ejemplo, al doctor de Bavispe… al que está dispuesto a dar la vida por otro”.

“Y por último, cuando regrese, además de estas tres acciones, venir a presentar un plan de desarrollo para esta región que incluya los camiones”, dijo López Obrador ante la comunidad de La Mora y pobladores tanto de la cabecera municipal de Bavispe como del ejido San Miguelito que asistieron al evento.

“Nos vamos a seguir reuniendo para que no se olviden estos hechos lamentables, y sobre todo que haya justicia; quisiera yo, como presidente de México, ante los problemas graves de inseguridad y de violencia estar con todos los familiares de víctimas, todos los que sufren en México por la inseguridad y la violencia”, agregó.

Dijo que “tenemos que lograr la pacificación de México, ya no hacerlo como se pretendía en otros tiempos, sólo con el uso de la fuerza; ahora hay una nueva manera que pienso nos va a dar resultados... inicia con atender las causas que originan la inseguridad y la violencia... nadie es malo de nacimiento”.

Antes de despedirse López Obrador destacó que él viaja en carretera porque “si vengo en helicóptero, ¿cómo me voy a dar cuenta de cómo está el camino?”

Homenaje a las víctimas

Después de la visita del presidente a La Mora la familia de Adrián LeBaron, padre de Rhonita, regresó al lugar donde murieron su hija y sus nietos, acompañado de sus sobrinos Julián y Bryan LeBaron.

Después de guardar un minuto de silencio Bryan colocó una ofrenda floral y exigió una vez más justicia para todo México, mientras que Adrián mostró dos casquillos más que fueron encontrados ayer en el lugar de la masacre.

“Hoy les ofrezco las cenizas de mi hija que murió en esta masacre. Yo quiero que México me acompañe a reclamar nuestros espacios, que pongamos en jaque, y si es posible jaque-mate –metafóricamente hablando– a las autoridades que nos han fallado de nivel local, así como lo vemos con los detenidos”, dijo Adrián en el lugar acordonado, donde las cenizas de la camioneta en la que viajaban fueron cubiertas con un plástico negro y piedras, los cuales levantó para tomar un puño y soltarlas al viento.

“Qué bueno que (AMLO) vino a reconocer este lugar de gente honesta y buena, gente que se vio vulnerada en el artero crimen. Que se lleve esta imagen, para que todo lo que haga vaya destinado a que no se vuelva La Mora un pueblo deshabitado por el miedo y que, como éste, cuide a todos los pueblos de México. No somos enemigos. Si el dolor nos encontró, que la esperanza nos una para alcanzar la plenitud y seguridad de México”, dijo el padre, quien tras la muerte de su hija se ha vuelto activista.

Los grupos delincuenciales “nos tienen de rehén a las instituciones, a las políticas, a las policías y hasta a los funcionarios. Estamos secuestrados”, reclamó Bryan LeBaron, primo de Rhonita, tras colocar la ofrenda floral.

Necesaria estrategia de seguridad que cuide las vidas

“No sólo mataron a nueve víctimas, mataron la inocencia de 20 huérfanos que dejó esa masacre, mataron la esperanza de tres viudos con mucha vida por delante. A mí me abrió los ojos para ver la realidad de lo que pasa en nuestro querido México. Me abrió los ojos para luchar con determinación por la justicia, y por la paz”, dijo el chihuahuense.

México necesita una estrategia de seguridad que cuide las vidas y garantice la paz, “el crimen organizado ha establecido un Estado paralelo que nos ha secuestrado en todo… nuestros caminos, nuestras montañas, nuestros municipios, nuestros negocios. Tienen de rehenes a las instituciones… estamos secuestrados… no esperen más tragedias que les abran los ojos como a mí, ya es tiempo de recuperar nuestra libertad”, pidió tras la masacre por la que hay siete detenidos en México y dos más en Estados Unidos. 

hmartinez@redaccion.diario.com.mx