Delicias

“El padre Baeza tenía esa sonrisa siempre, nunca le vi enojado”: Presbítero Carmen Javier Hernández

.

Érika González Lozano/El Diario

jueves, 25 noviembre 2021 | 11:54

“Nuestro pésame es para ustedes, sus hermanos, sobrinos, toda la familia, que estoy seguro siempre guardarán en su corazón hermosos momentos”, fueron parte de las palabras de cariño y consuelo del  padre de la Parroquia, Carmen Javier  Hernández, durante la misa de exequias de cuerpo presente del sacerdote Andrés Baeza Gómez. 

Dijo durante la celebración religiosa de ayer por la tarde, que el padre Baeza tenía esa sonrisa siempre en sus labios, esa palabra asertiva para los seminaristas, ese don de gentes, “nunca lo vi enojado, a lo mejor preocupado, en los últimos años donde empiezan a pesar las enfermedades, pero nunca enojado ni hablando mal de nadie, siempre contento”.

“Nos damos cuenta cómo sucedieron las cosas, ese fatal accidente, cómo los actos humanos tienen esa interferencia en nuestra vida para bien, para mal, pero visto a los ojos de la fe, en la presencia del Señor, sabemos que una muerte repentina, es de pase directo al cielo, estamos seguros de que el señor Jesús le acompañó toda su vida”.

Durante estos mensajes, se escucharon y vieron sollozos y abrazos entre la familia, que se encontraba principalmente del lado izquierdo del cuerpo presente del buen padre Baeza, como se escuchó le decían.