Delicias

“Mejor morir que regresar a mi país”

Padres de jóvenes inmigrantes pagaron la suma de 25 mil quetzales para su traslado desde Guatemala y Honduras

Javier Manjarrez/El Diario

sábado, 02 octubre 2021 | 09:25

Meoqui.-“Prefiero morir a que nos regresen a nuestro país”, declaró uno de los 21 jóvenes de Honduras y Guatemala que fueron rescatados de una caballeriza en el poblado de Bachimba el pasado jueves, en entrevista narraron a El Diario de Delicias cómo contactaron a los polleros y sus familias pagaron hasta 25 mil quetzales. En total fueron 21 jóvenes de 15 a 17 años de edad que buscaban llegar a Estado Unidos y poder vivir el “Sueño Americano”, hace quince días salieron desde su casa y permanecieron dos días en el rancho de Bachimba. Fueron atendidos por el DIF Municipal en el gimnasio municipal de Meoqui para dar asistencia básica desde aseo personal, alimentos y atención médica; el presidente de Rosales, Marcial Márquez Gutiérrez y su equipo de trabajo, acudieron a visitarlos para llevar ayuda humanitaria donada por rosalenses. Las autoridades de la Fiscalía General del Estado en Meoqui, informaron que se estaban haciendo todas las gestiones para que las personas fueran trasladadas a Ciudad Juárez, con el objetivo de continuar con el proceso de deportación de cada uno. “Prefiero morir a que nos regresen a nuestro país, la vida es muy dura y nosotros queremos salir adelante, además de poder ayudar a nuestras familias”, aseguró uno de los jóvenes a quienes se tuvo la oportunidad de entrevistar mientras eran asistidos en el gimnasio municipal, por diferentes dependencias y visitados por ciudadanos que acudían a dejar apoyos. Entrevista con jóvenes de Honduras, El Salvador y Guatemala. El Diario ¿De dónde vienen? Jóvenes: De distintos lugares, Honduras, El Salvador y Guatemala El Diario ¿Saben en dónde están? Jóvenes: “Pues los policías nos comentaron que estamos en Chihuahua, pero la verdad es que no sabemos en dónde es”. El Diario ¿Cuál era su destino? Jóvenes: Estados Unidos. El Diario ¿Tienen parientes que los reciban? Jóvenes: “Si todos tenemos familia de aquel lado”. El Diario ¿Ya se contactaron con ellos? Jóvenes: “Si ya, nuestras familias están muy tristes, ellos pagaron mucho dinero para que nosotros pudiéramos llegar hasta los Estados Unidos”. El Diario ¿Cuánto pagaron para que los cruzaran hacia los Estados Unidos? Jóvenes: “Pagamos 25 mil quetzales, lo que equivale a 66 mil pesos mexicanos”. El Diario ¿Y cómo los transportaron hasta acá? Jóvenes: “Nos subieron a unas camionetas todos amontonados y pues ya nos trajeron hasta aquí”. El Diario ¿Es muy complicada la vida en su país? Jóvenes: “Usted dígame, ganamos 25 quetzales por día, ¿cuánto es aquí? -50 Pesosándele eso, 50 pesos al día por jornadas de 12 horas, usted responda si es muy dura la vida”. El Diario ¿Y qué sigue para ustedes, volverán a su patria? Jóvenes: “Prefiero que me maten antes de regresar con las manos vacías a mi país, nosotros vamos por todo y si tenemos que pagar más dinero lo vamos hacer hasta llegar a los Estados Unidos”. El Diario ¿Qué comían? Jóvenes: “La verdad había días que no comíamos, ya ahora que nos agarraron nos han tratado muy bien, aquí sí tenemos atención, es muy diferente que en Honduras”. El Diario ¿Qué les dicen las autoridades? Jóvenes: “Pues nada, estamos a la espera para ver hacia dónde nos mandan, pero de algo sí estoy seguro y es que a mi país no vuelvo”.