Delicias

“somos odiados y queridos”: Francisco Galavis

Conmemoran el Día del Agente de Tránsito y Vialidad

Staff/El Diario

jueves, 23 diciembre 2021 | 10:27

“Somos odiados y queridos, pero esto lo hacemos con toda la mayor pasión posible”, mencionó Francisco Galaviz, agente de Vialidad, el cual tiene 16 años de trayectoria en la corporación y como cada año celebró su día arriba de su unidad, salvaguardando la vida de los delicienses.

Francisco Galaviz o “Paco”, como es conocido, es un elemento con una larga trayectoria en la corporación en donde ha visto muchos percances. “Realmente no tengo una experiencia que me haya marcado, el hecho de llegar a un accidente en donde muere alguien, es triste, pero más aún cuando la familia llega gritando y llorando, nosotros tenemos que impedir que se acerquen a la escena y eso también es complicado y triste”, refirió

Por su parte indicó que es un orgullo portar su uniforme y su placa, dado a que mucha gente los ven como los malos de la historia, pero dice que solo hacen su trabajo, el cual es prevenir accidentes y sobre todo cuidar a los ciudadanos, “Somos odiados y queridos, pero créeme que esto yo lo hago con toda la pasión, si bien existen personas que nos atacan y nos dicen corruptos, pero nosotros solo hacemos nuestra chamba, chamba que puede prevenir algún accidente vial”, expresó.

Recordó que la pasión por las patrullas la tiene desde que era pequeño, en donde veía las unidades y las luces y eso le causaba gran admiración. “La intención por ser vialidad vino desde niño, yo veía cómo las unidades pasaban por mi casa y sentía esa emoción, pero fue a los 18 años cuando un oficial de Tránsito me infraccionó, cuando supe lo que verdaderamente quería ser en la vida, entré a la academia y desde entonces hago esto, lo hago por pasión y no por dinero, en mis tiempos libres soy mecánico diésel, reparamos máquinas de construcción y camión y me va muy bien, pero el ser agente de Vialidad no lo cambiaría por nada”.

Finalmente, dijo que se siente contento y feliz, ya que su esposa comparte la misma pasión y es el servir a la comunidad deliciense. “Un fuerte abrazo a todos los compañeros en su día a los que están y a los que en el camino se han ido, es una labor muy noble que deja satisfacciones muy bonitas, hay que seguir trabajando y cuidarnos, porque además es peligroso, enhorabuena para todos los agentes de Tránsito y que disfruten y hagan lo que les apasiona, el patrullar y cuidar a los delicienses”, finalizó.