Delicias

A una década en que Delicias se congeló

*Tres días con nulos o pocos servicios de luz, agua y combustible *Más de 5 mil familias atendidas en la emergencia *13 mil árboles dañados en la región

Araseli Villalobos/ El Diario Fotografía Jim Diaz

jueves, 04 febrero 2021 | 07:52

El crujir de metal y el tronar de tuberías despertó a los delicienses la madrugada del jueves 3 de febrero del 2011, sorprendiéndolos con una helada atípica de 18 grados Celsius bajo cero, colapsando los servicios de agua potable, energía eléctrica y combustible, poniendo en jaque al municipio durante tres días, hecho histórico que fue declarado por la Secretaria de Gobernación como: “Emergencia por la ocurrencia de helada severa del 2 al 3 de febrero del 2011, en 11 municipios del Estado de Chihuahua”, incluido Delicias. Ha pasado una década de la helada ocasionada por el frente frío 26 y la tercera tormenta invernal por una masa de aire continental ártico, que dejó a su paso alrededor de 13 mil árboles dañados parcial y totalmente en la región y más de 5 mil familias atendidas de manera específica en éste municipio.

“Las medidas para cuidar al planeta deben ser urgentes porque el calentamiento global puede traer graves consecuencias como el descenso drástico de temperatura, pudiéramos llegar a -18 grados centígrados”, dijo el entonces director de Servicios Públicos Municipales, Horacio Granados Gómez, durante una conferencia con estudiantes del Tecnológico de Delicias, acompañado por la que aquí escribe, entonces directora de Comunicación

Social de Gobierno Municipal, a lo que se escuchó un sonido de preocupación emitido por lo jóvenes y sonriendo el funcionario trató de tranquilizarlos diciendo que era una “utopía”, pero que existía la posibilidad si no se actuaba ya… ésta conferencia fue quince días antes de la helada del 3 de febrero.

Durante la mañana de ese jueves 3 de febrero las autoridades municipales, de salud, milicia, CFE, JMAS, las corporaciones de seguridad y auxilio y prensa, se dieron cita a temprana hora en la sala de Cabildo del edificio municipal para determinar las acciones a seguir, reunión encabezada por el entonces comandante teniente coronel retirado, Manuel Hernández, el secretario municipal, César Jáuregui; y el comandante de Protección Civil Patricio Barrera, quienes en representación del presidente municipal Mario

Mata Carrasco, quien se encontraba atendiendo asuntos en la Ciudad de México, y recibiendo sus instrucciones vía telefónica, dieron el banderazo al operativo emergente, declarando horas más tarde el Plan de Contingencia DNIII por parte del 66 Batallón de Infantería.

El alcalde Mario Mata mencionó que tomó el primer vuelo a Chihuahua y para las 4 de la tarde se encontraba ya en Delicias valorando la situación y reuniéndose con los alcaldes de los cuatro municipios vecinos: Rosales, Meoqui, Saucillo y Julimes, con quienes se tomaron medidas en conjunto; asimismo, recorrió junto a su esposa Ivonne Licón y personal del DIF Municipal, los albergues en Bomberos y Gimnasios Municipal y Presidentes, visitando también colonias de la periferia en donde entregaron cobijas, ropa y despensas y en donde como anécdota, preguntando en qué podía ayudar, una persona aprovechó para decirle que se le había descompuesto el carro, por lo que al edil se le hizo fácil decirle que lo arreglara y luego le dijera cuanto, factura que llego días después por 12 mil pesos que pagó de su bolsa.

El comandante de Protección Civil, Patricio

Barrera, recordó que fueron tres días de intensa movilización, apoyando a la ciudadanía y coordinándose con Protección Civil Estatal y atendiendo reclamos en contra de ferreteros que incrementaron sus costos, “fueron tres días que por instrucciones del alcalde Mario Mata estuvimos trabajando las 24 horas, en turnos”, y agregó sonriendo, “tres días críticos, sin bañarnos porque no había agua y sin dormir”, recuerda como un día antes el cielo estaba “lagañoso, gris, gris” y en la madrugada empezaron a reventar las tuberías.

También la Facultad de Ciencias Agrícolas

y Forestales de la UACH, con un grupo de entre 25 a 30 personas, participaron ante ésta emergencia realizando el diagnóstico de los daños ocasionados a los árboles de cinco municipios de la región, determinando un total de 13 mil árboles entre pinos halepensis y tamarix, eucaliptos, olivos, palmeras, limoneros y naranjos entre otros, dictamen firmado por el M.C. Jesús Manuel Baca Venegas.

Ante ésta situación el Gobierno Municipal implementó un programa en el cual los chipotleros con su experiencia y supervisados por la propia Facultad y Servicios Públicos Municipales podaron y cortaron los árboles dañados, beneficiándose de la leña y al municipio no le costaría horas de trabajo ni riegos para sus empleados municipales, quienes ya bastante ocupados estaban reparando tuberías y apoyando a la ciudadanía, incluido personal de Obras Públicas, durante los tres días, sin descanso y bajo condiciones extremas, pues fueron más de 5 mil familias las atendidas ante la emergencia, recuerda el contador Horacio Granados.

Agregó que se perdieron 13 mil árboles en la región pero con la intervención del general de división David Roberto Bárcenas Ríos (qpd), celayense de nacimiento y deliciense de corazón, quien era miembro honorario del Comité de Ecología Municipal, se logró ante la SEMARNAT que fueran donados a la región 80 mil árboles, que con apoyo de escuelas, clubes sociales, 66 Batallón de Infantería, Criadero Militar, JMAS, CFE, particulares y Servicios Públicos Municipales, se reforestó y se instaló sistema por goteo para su riego.

Cabe señalar que los días 3 y 4 de febrero del 2011 el termómetro alcanzó los 18 grados bajo cero con sensación térmica de -27 grados centígrados y ante la pronta reacción de las autoridades de gobierno, salud, milicia, de auxilio y ciudadanía en general, pudo pasar solo como un susto pues no hubo muertes, aunque se habla de un adulto mayor que murió por intoxicación con monóxido de carbono, pero nunca se confirmó.por su parte la Coordinación General de Protección Civil de la SEGOB emitió el 4 de febrero Declaratoria de Emergencia para 11 municipios del estado de Chihuahua: Aldama, Casa Grandes, Chihuahua, Coyame del Sotol, Delicias, Guerrero, Ignacio Zaragoza, Manuel Benavides, Nuevo Casas Grandes, Ojinaga y Temósachi, éste último alcanzando los -21 grados Celsius. Con ésta acción se activaron los recursos del Fondo revolvente de Desastres Naturales FONDEN.

En redes sociales circulan desde ayer publicaciones y fotos recordando el día en que Delicias se congeló; mientras tanto, algunos troncos de aquellos eucaliptos, palmeras, pinabetes y otros árboles que sufrieron de la inclemencia siguen en los camellones del Óscar Flores, Carlos Blake, Agricultura, Gómez Morín, en el Parque Fundadores, Ciudad Deportiva y plazas, testigos mudos del hecho.