Delicias

Aún hospitalizado chofer del 'camionazo'

En el accidente murieron 14 personas

Mayra Hermosillo González/El Diario

miércoles, 15 enero 2020 | 19:02

Cristian Dávila Martínez, chofer del camionazo del pasado 5 de diciembre se encuentra aún hospitalizado, y espera otra cirugía de injerto de piel en su cabeza por la fractura de cráneo que sufrió, “aún me quedan varios meses en el hospital, después de esto iré al reclusorio”, dijo. “Desconozco aspectos de mi proceso legal puesto que no entiendo algunas cosas, únicamente sé que mis abogados están haciendo lo posible para que todo se pueda arreglar y que todo salga para bien, por lo pronto seguimos en lo mismo, continúo con prisión preventiva por seis meses, saliendo de aquí probablemente me trasladen al reclusorio”, dijo. Agregó que en estas fechas, su luz de esperanza fue volver a ver a su esposa e hijo después de un mes sin tener contacto con ellos, que aunque fue únicamente una hora en la que pudo ver a su pequeño, le dio esperanza en estos momentos tan difíciles que está viviendo. “Mi esposa se acaba de regresar a nuestra casa en Torreón, Coahuila, permaneció conmigo 15 días pero está embarazada y tenía que seguir cuidando a mis hijos, es frustrante por no saber nada de ellos, pero me duele saber que a lo mejor saliendo de aquí ya no los vuelva a ver”, mencionó con voz entrecortada. 

Relató que en este tiempo en el que ha permanecido en el hospital, se ha llenado de esperanza leyendo la Biblia, haciendo oración para pedir perdón a las familias que imprudencialmente sufrieron este accidente junto con él. “Tengo varios amigos que me hablan durante el día, me sacan plática, recordamos cosas que hacíamos y eso me mantiene positivo, siempre me dicen que no me olvide de Dios y por supuesto que eso jamás pasará, pues es el único que podrá ayudarme a sobrellevar esto”. “Tengo fe en que todo saldrá bien, Dios es justo y generoso si en sus manos está que yo tenga que ir a la cárcel no seré el primero ni el único, únicamente yo sigo pidiendo perdón y comprensión, no fue mi intención provocar este accidente, por supuesto que no quería perder a mi hermano que era como mi papá, perdí la oportunidad de vivir una vida normal, no tengo un brazo, esto fue a consecuencia de una falla mecánica, intenté hacer todo para evitarlo, pero no pude”, recordó. Aseguró que entiende el dolor que está pasando cada una de las familias involucradas pues también perdió a un familiar, pero trata de ser optimista para poder vivir esta prueba. “Si las personas me otorgaran el perdón a mi me ayudarían muchísimo en este proceso, créanme que vivo en carne propia ese sufrimiento, ya estoy más tranquilo al ver la situación que estoy pasando, estoy consciente que nadie estamos exentos de sufrir un accidente”, concluyó el imputado, a quien se le formula un cargo de homicidio imprudencial por la muerte de 14 personas, en el percance presentado en un camión pirata el pasado 5 de diciembre.