Delicias

Crónica urbana: agobian redes sociales a telégrafos de México

En la región solo queda una oficina ubicada en Meoqui

Jesús C. Aguirre Maldonado/el Diario

miércoles, 21 julio 2021 | 12:09

Ante el avance vertiginoso de la tecnología y las redes sociales, el servicio de Telégrafos ha disminuido su demanda considerablemente. al grado de desaparecer la oficina de Delicias y son adultos mayores por lo general quienes aún solicitan el servicio, dijo Armando Caballero, empleado de esta dependencia en Meoqui, quien cuenta con 29 años trabajando en ella.

Caballero habló de los años en que empezó a laborar a hoy en día, reconociendo que ha cambiado mucho y la demanda del servicio ha bajado.

Cada tecnología ha estado ligada desde siempre a las actividades económicas, políticas y sociales y con cada introducción de una nueva se puede ver el territorio de manera diferente.

En el desarrollo del país se recuerdan aquellas diligencias que transportaban personas o productos y crearon un orden espacial que permitía que la sociedad se comunicara y viajara, por lo que tenían que pasar varios días para que un mensaje llegara a su destino. Con el telégrafo se acortaron distancias, pero el avance de otras nuevas tecnologías como la computadora de escritorio, luego las tabletas, las laptops y dispositivos móviles, redes sociales y Whatsapp, que permiten la comunicación al instante, han dejado al telégrafo prácticamente relegado y a punto de desaparecer.

El telégrafo fue modificado con la llegada del ferrocarril, ya que con este todo fue más rápido. El transporte tanto de personas como de mercancías y de información se aceleró por esta vía.

Pero las tecnologías son cambiantes y tienden a desaparecer o lo que es peor: quedar en el olvido.

La llegada del telégrafo se dio en 1850, el cual originalmente comunicó Veracruz con la Ciudad de México. Y a 171 años de distancia está por dejar de usarse.

Para Armando Caballero, ha cambiado el servicio y hoy en día en Telégrafos Telecomm se pueden realizar pagos de servicios como TV de paga, gas, luz, tenencia, agua, predial, multas y boletos de avión.

También servicios financieros básicos y envío de telegramas y giros telegráficos.

Reconoció Caballero que la demanda ha bajado mucho.

El telégrafo es la primera tecnología que se implementó de manera intensa económica y políticamente en el territorio nacional y es un claro ejemplo de cómo un país cambia a un nuevo orden espacial y abandona otro.