Delicias

Detecta DIF problemas alimenticios en niños

.

Víctor Méndez/el Diario

lunes, 18 octubre 2021 | 12:03

Problemas de obesidad y bajo peso en niños fueron impulsados por la pandemia, así lo dio a conocer la nutrióloga, Damaris Aydeé Castillo Reséndiz, esto en función del sedentarismo que se dio debido al encierro, por la contingencia que generó ansiedad en niños durante la primer etapa de la contingencia lo que provocó una alimentación desmedida, y un bajo peso en niños cuyas familias se vieron afectadas por el desempleo y la crisis económica.

Esta información fue obtenida mediante una serie de encuestas hechas por el DIF en 24 escuelas de la ciudad, que consistían en recabar datos de peso y talla en los niños, arrojando como resultado que al menos el 60% sufre de obesidad por problemáticas impulsadas por la pandemia como el sedentarismo, la ansiedad y la falta de actividad física por el confinamiento.

Por otra parte, los niños que viven en hogares afectados por la pandemia, se han visto trastornados por la falta de alimentación, generándoles un problema de bajo peso o incluso desnutrición por la falta de ingresos a causa de la crisis económica y laboral, que se vio potenciada por la emergencia sanitaria que obligó a muchas empresas a reducir a la mitad su plantilla de trabajadores.

También existen casos especiales en los que se presentan ambos problemas en un mismo hogar, teniendo miembros de la familia con problemas de sobre peso y otros con desnutrición, una de las comunidades con este tipo especial de problema fue Laderas del Norte, donde en una misma familia, uno de los padres sufría de obesidad, mientras que la pareja e incluso los hijos se encontraban debajo del índice de peso ideal para sus edades.

La nutrióloga, Damaris Castillo, señaló que esta es otra de las problemáticas que se vio potenciada por los efectos de la pandemia, ya que generó un cambio de costumbres en los niños de manera involuntaria, provocando que desarrollaran malos hábitos alimenticios que los han perjudicado en su salud.

Menores con ansiedad se sobrealimentaron, mientras que otros bajaron de peso