Delicias

Empleados de la maquiladora Aptiv, Alambrados de Meoqui, han visto aparecerse una mujer de blanco

Empleados de la maquiladora Aptiv, Alambrados de Meoqui, han visto aparecerse una mujer de blanco

Jesús C. Aguirre Maldonado/El Diario

miércoles, 13 octubre 2021 | 21:06

Una de las leyendas urbanas de Meoqui, ciudad con más de 300 años es la aparición de una mujer de blanco, de estilizada figura y cabello largo que suele aparecerse en la empresa maquiladora Alambrados y Circuitos Eléctricos (ACE), hoy en día APTIV, y solía verse en los baños de dicha empresa antes de su remodelación.

Dicha leyenda empezó a circular primero entre los mismos trabajadores y después pasó a ser parte de las pláticas de toda la comunidad, convirtiéndose en una de las tantas leyendas con las que cuenta esta vieja población.

Las leyendas de las apariciones de mujeres de blanco no son exclusivas de este municipio, ya que existen prácticamente en todo el mundo y según los eruditos en temas paranormales se han presentado lo mismo en regiones escandinavas que en los Estados Unidos y ahora en Meoqui e incluso en otras partes del territorio nacional.

De acuerdo a a los conocedores se dice que esta mujer se aparece por lo general donde murió, además de que cuenta la leyenda meoquense los terrenos que hoy ocupa la empresa maquiladora APTIV (Alambrados) fue un panteón, por lo que la aparición de esta mujer puede estar asociada a un alma en pena.

Dicen que pueden verla a la mujer de blanco niños y adultos y cuando la ve el infante queda bendecido por el resto de su vida, pero si la ve una persona mayor puede estar ligada a la muerte.

En el caso de Meoqui cuenta la gente tanto de la empresa maquiladora como de esta centenaria ciudad con 312 a los de existencia que casi todas las noche se aparece una mujer con un vestido blanco muy largo que le cubre hasta los pies, su cabello también muy largo y la figura estilizada que era envidia de las mujeres y admiración de los hombres que lograban verla casi siempre de espaldas sin dar a conocer su rostro.

Empleados de la empresa maquiladora y de la gente común y corriente narran que la han visto en el baño.

Cuenta la leyenda que mujeres y hombres la han visto pasar y les llamó mucho la atención porque les pareció muy hermosa por lo largo de su cabellera y lo grácil y estilizada de su figura, pero luego sintieron miedo y un escalofrío que llega hasta lo huesos.