Delicias

En riesgo siembra de 150 hectáreas en ejido Terrazas

Señalan que planta Tratadora Norte les afectará

Luis Arturo Martínez Durán/el Diario

lunes, 13 enero 2020 | 11:43

Unas 150 hectáreas de 300 que trabaja el Ejido Terrazas, están en riesgo de no ser cosechadas debido a la construcción de la Planta Tratadora de Aguas del sector Norte, pues se requiere un proyecto de rebombeo, el cual no está contemplado hasta la fecha, y los ejidatarios están solicitando se tome en cuenta esta necesidad.

Francisco Gamboa, presidente del Ejido Terrazas, manifestó que en efecto hay una inquietud de parte de los 90 ejidatarios, pues tienen una concesión del uso de aguas residuales mediante una sentencia federal, y usan esa agua para regar cultivos forrajeros en unas 300 hectáreas en la zona enclavada entre Delicias y Meoqui.

Gamboa, mencionó que la inquietud radica en que esa agua se trataría en la planta nueva, pero dos kilómetros de rango en cuanto a unas 150 hectáreas que se riegan antes de la ubicación de este proyecto y que por tanto, esas superficies ya no contarían con el vital líquido, solo con un bombeo que regrese el agua a esas áreas.

Se platicó ya por parte de una comisión de ejidatarios con el director de la Junta de Agua de Delicias, Luis Carlos Gómez, para no saltearse autoridades, y se conoció que no hay un proyecto de este tipo para canalizar esta agua hacia la parte de atrás de donde estará la planta tratadora.

Se acudirá a la instancia estatal para solicitar información sobre esto y que les tomen en cuenta en este sentido, pues los ejidatarios producen alfalfa y maíces en su mayor parte y con el agua tratada se podría ampliar el abanico de cultivos.

Se requerirían bombas y por ende consumo eléctrico para poder regar esas hectáreas que no se podrían regar por gravedad como es ahora, y que con la planta se cambiaría o modificaría esta posibilidad.

Ya hay instalaciones avanzadas, según manifiesta el ejidatario, que canalizaría el agua a ese sector de la planta para tratarla, pero se quedaría fuera ese territorio que se riega actualmente y que aparte, abona a que no llegue al rio San Pedro tanta agua residual, que llegaría de no aprovecharse todo ese caudal.

Se acercarán con autoridades para tratar este asunto y que les tomen en cuenta en un proyecto integral, plantando este detalle, pues forman parte de la actividad productiva de la zona y que además tienen un derecho en el uso de esa agua por concesión, por tanto consideran deben ser considerados dentro de ese proyecto, que desde luego aplauden por el hecho de tratar las aguas en beneficio de todos, pero que no se vayan a ver afectados por este cambio que se viene.