Delicias

Exhorta párroco a evitar el consumismo

“Navidad sigue siendo salir al encuentro de los más necesitados y más débiles”: Ramón Alberto Soto

Staff/ El Diario

sábado, 25 diciembre 2021 | 10:45

“Se viven mucho las posadas que no tienen nada de posada, los regalos superficiales, tenemos unos jóvenes también que les falta algo, y de repente se experimenta ese vacío y es precisamente porque tenemos muchas cosas, caemos en esta inercia consumista de la época, pero eso no quita que la Navidad sigue siendo Jesús y sigue siendo salir al encuentro de los más necesitados y más débiles”.

Fueron las palabras expresadas por Ramón Alberto Soto Caballero, para describir la relación de los jóvenes actuales con la Navidad, que fue recientemente nombrado vicario en la Parroquia del Buen Pastor en la capital del estado, hace tan solo un mes y medio a sus 31 años de edad, originario de Delicias, quien expuso su punto de vista desde su perspectiva joven hacia sus compañeros etarios.

“Los jóvenes están más expuestos a las ideas consumistas que los medios de comunicación comparten y mantienen una percepción más superficial de la Navidad, pero pese a que tenemos generaciones que tenemos más comodidades, más bienes, es imposible negar que los vacíos se dan mucho más en el corazón, porque hay una relación completamente proporcional a la superficialidad con la que se va viviendo este momento con los índices de depresión tristeza, vacío y ratos tristes que se dan en nuestras vidas”.

“Se viven mucho las posadas que no tienen nada de posada”, expresó Ramón Soto, quien comentó que para muchos esta fecha es una excusa más para salir a fiestas, a embriagarse, comprar regalos y llenarse de cosas materiales, lo cual repercute directamente a la sensación de vacío, depresión y demás problemas en esta materia que se vive actualmente.

A pesar de esto, opinó que la feligresía de Delicias continúa viviendo su fe de una manera viva y marcada, lo cual se ve reflejado también en los grupos de jóvenes de las diferentes Parroquias que se organizan para compartir juguetes, dulces y un rato agradable a niños desfavorecidos, lo cual muestra cómo es que el mensaje de compartir se mantiene a pesar de las deficiencias que pudiera haber en algunos aspectos.

“Esta fiesta es una invitación para todos, sin importar nuestra historia o pasado, nuestras decisiones”, finalizó el sacerdote, puntualizando que esta fecha siempre será una buena ocasión para reconciliarse con los demás, refrendar lazos y acercarse a la Iglesia.