Delicias

Generan estrés hídrico en cultivos

Se debe a la poca agua y climas de hasta 40 grados

Jesús C. Aguirre Maldonado/ El Diario

jueves, 10 junio 2021 | 10:38

“Hay poquita agua y conjugado con las altas temperaturas que ya han alcanzado los 42 grados, ya empezamos a sentir en los diferentes cultivos de la región centro sur el llamado estrés hídrico, esperándose más fuerte en los meses de junio y julio”, dijo Octavio Flores Licón, titular de Sanidad Vegetal en Delicias.

Flores Licón, reconoció que el estrés hídrico les pega principalmente en las hortalizas, aunque también a los nogales y al maíz, bajando la producción entre un 20 y un 30 por ciento.

Agregó el funcionario que hay poca agua rodada y que las altas temperaturas sí afectan los cultivos.

Sobre si se utilizan en la región semillas transgénicas de algunos cultivos, dijo que aquí no se da el caso. Ya que esto se da en el maíz principalmente.

“Hay poquita agua y conjugado con las altas temperaturas que ya han alcanzado los 42 grados, ya empezamos a sentir en los diferentes cultivos de la región centro sur el llamado estrés hídrico, esperándose más fuerte en los meses de junio y julio”, dijo Octavio Flores Licón, titular de Sanidad Vegetal en Delicias.

Flores Licón, reconoció que el estrés hídrico les pega principalmente en las hortalizas, aunque también a los nogales y al maíz, bajando la producción entre un 20 y un 30 por ciento.

Agregó el funcionario que hay poca agua rodada y que las altas temperaturas sí afectan los cultivos.

Sobre si se utilizan en la región semillas transgénicas de algunos cultivos, dijo que aquí no se da el caso. Ya que esto se da en el maíz principalmente.

La entonces Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa; hoy Sader), en el 2008 detectó en Chihuahua siembra de maíz transgénico, señalando en ese entonces, en un comunicado de prensa: “Es el primer caso que se presenta en el campo mexicano de Organismos Genéticamente Modificados (OGM´S) en cultivos comerciales de maíz”.

La dependencia dijo en el 2008 que actuaría jurídicamente en contra de quienes resulten responsables del cultivo del grano.

El cultivo de maíz genéticamente modificado, no está permitido actualmente por la Ley de Bioseguridad y Organismos Genéticamente Modificados.