Delicias

Hilo Diario

•LLEGA OPERADOR POLÍTICO A LA SECRETARÍA MUNICIPAL EN MEOQUI •LA POLÉMICA DEL CUBREBOCAS EN EL PAÍS •LA SALPICADERA DE LOZOYA AUSTIN

Staff / El Diario

sábado, 25 julio 2020 | 10:12

VAYA CAMBIO REALIZADO ayer por el alcalde de Meoqui, Ismael Pérez Pavía, ante la salida de Mary Siqueiros de la Secretaría Municipal para incorporarse al equipo de trabajo del camarguense, Luis Aguilar, en la Secretaría de Desarrollo Social, y nombrar en el cargo a quien se ha convertido en su operador político número uno, Gabriel Ortega. 

Juventud y experiencia es lo que Pérez Pavía ha mostrado a lo largo de la administración municipal, moviendo piezas, pero sobre todo, planificando el proyecto político a futuro. 

Primero fue con la arquitecta, Miriam Soto, que a la fecha se ha consolidado como uno de los brazos fuertes de Ismael, convertida en una opción viable para el panismo en esa localidad para lo que gusten y manden en el 2021. Y ahora, el nombramiento de Gabriel, que a decir verdad, ya se veía venir como dice la canción de Moderato. 

Para nadie es un secreto, que el colega periodista, se ha convertido en el asesor número uno en materia política, además de tener conexiones en el mundo de los partidos, y tiene mano izquierda para manejar crisis. Los que hemos visto la carrera profesional de Gabriel, sabemos de sus alcances, y será fundamental en el manejo político para el cierre de la administración en Meoqui, sobre todo en lo que se refiere al manejo de temas torales. 

Así que a estar atentos de las decisiones que se vayan tomando en el municipio vecino. 

LA DETENCIÓN DE EMILIO LOZOYA AUSTIN, otro de los hombres muy cercanos al ex presidente de la República, Enrique Peña Nieto, pone el ambiente político muy calientito, y es que el que fuera director de PEMEX, empezó a revelar al Gobierno Federal la entramada de sobornos a legisladores de todos los colores, para la aprobación de la Reforma Energética y del Pacto por México. 

En un amplio reportaje publicado en la edición de ayer jueves en el periódico Reforma, se dio a conocer parte de los testimonios que Lozoya integró en un documento como parte de la negociación para librar acusaciones. Ahí se menciona que la empresa brasileña Odebrecht pagó 4 millones de dólares, que fueron usados en la campaña de Lord Peña. 

Además se dan a conocer una serie de sobornos a legisladores panistas de aquella época, para asegurar su voto favorable a las reformas estructurales. Se habla de la entrega de 52 millones de pesos con este fin. Le digo que este entramado mediático dará mucho más de que hablar, ya que la salpicadera alcanza niveles insospechados, y sin duda forma el caminito rumbo al ex presidente, tiempo al tiempo. 

OH BUENO, con razón a la raza le viene valiendo el tema de las medidas preventivas del coronavirus, y puede ver en la calle a personas sin cubre bocas y sin guardar la sana distancia, bajo la premisa que no pasa nada. 

Le comento porque ayer en La Mañanera al presidente lo atoraron con respecto al uso del cubre bocas, al inicio de su gira por el estado de Oaxaca, y su respuesta realmente fue épica, deje se la reproduzco: “No quiero yo entrar en polémica en este tema, si se considerara que con esto se ayuda entonces lo haría, pero no es un asunto que esté científicamente demostrado”, para en otra parte de la declaración, decir lo siguiente: “A mi tanto el doctor Alcocer como el doctor Hugo López, me han dicho que no necesito el cubrebocas si mantengo la sana distancia y en los lugares donde sí es necesario pues la norma, por no decir obligatoria, ahí me lo pongo”. 

Y es que si una figura como la del presidente pone en tela de duda su uso, pues imagínese Juan Pueblo. Aquí en Chihuahua se está poniendo de moda el reto de usar 15 días el cubre bocas, pero aún hay políticos que se resisten a su uso. A nivel mundial mencionan a tres jefes de estado que se han opuesto al uso de este aditamento, uno es Jair Bolsonaro, en Brasil; Donald Trump, de Estados Unidos; y AMLO en México. Aunque hay que corregir que en el caso del mandatario norteamericano, ha ido modificando su discurso acerca del tema. En fin, por si son peras o manzanas, póngaselo, cuídese y cuidémonos.