Delicias

HILO DIARIO

HISTORIAS DE AMBULANCIA

Staff/El Diario

lunes, 09 noviembre 2020 | 12:25

HISTORIAS DE AMBULANCIA

SEGUNDA LLAMADA A LA ADMINISTRADORA DEL ISSSTE

LOS QUE LAMENTABLEMENTE SOMOS PARTE DE LA ESTADÍSTICA COVID, pero que gracias al Creador de las cosas estamos aquí para contarla, sabemos que la atención oportuna es la diferencia entre vivir o morir; el contar con oxígeno, con medicamentos y una cama de hospital para en caso de una recaída, es primordial.

Es por ello que escuchar las historias de los paramédicos de las diferentes corporaciones acerca de lo que está sucediendo en este momento, aquí en nuestra región, no en España, no en Francia, ni en El Paso, de verdad que es para ponernos a pensar.

Por si no lo sabía, esta semana una mujer de edad avanzada de la vecina población de Rosales perdió la vida, por la simple y sencilla razón de que no había camas para su hospitalización, pese a que a su nivel de saturación de oxígeno se encontraba en niveles críticos.

Los paramédicos, que hay que reconocer, se han convertido en ángeles de la guarda de usted y de mí, no pudieron hacer nada.

La situación es crítica si no es que es inmanejable. Los médicos de los hospitales, auténticos guerreros de la salud, deben atender a una gran cantidad de pacientes durante sus turnos, por arriba de la media recomendada por la Organización Mundial de la Salud, y no hay a corto plazo un viso de solución a este problema.

Ojalá no requiera una cama de hospital u oxígeno en estos días, porque lamentablemente no va a encontrar, y le hablo de los hospitales del IMSS, ISSSTE y Hospital Regional, además de los particulares.

Los paramédicos dieron a conocer ayer una estadística que refleja la problemática existente, y es que en las últimas dos semanas, el número de traslados de enfermos o sospechosos de Covid es de cerca de 200, es decir, casi tres diarios.

Imagínese: son tres casos diarios.

Ojalá que la restricción de horarios logre su cometido. ¡Ojalá!, de verdad lo deseo de todo corazón.

Pero cuando veo el reporte de las fiestas escandalosas atendidas, lo dudo.

PUES LAS COSAS EN EL ISSSTE LOCAL se siguen calentando y tal parece que la única que no se entera o no quiere enterarse es la administradora Laura Corte, la mujer que ordenó por decreto y detrás del escritorio el cambio de las instalaciones hacia la nueva clínica, sin hacer un plan adecuado.

Se dice que fueron instaladas más camas de hospital para atender casos Covid, sin embargo, se le olvidó un pequeño detalle, o tal vez, ya lo subsanó en este fin de semana, cosa que dudo, ¿y el personal médico y su equipamiento?.

Es decir, según la norma de la OMS debe existir, lo que se denomina un equipo Covid por cada doce pacientes, el cual está compuesto por un internista que estaría al frente, un anestesiólogo y dos médicos generales para atender a 12 pacientes.

En un chat de médicos del ISSSTE al que tuvo acceso esta columna, se pone de manifiesto la desesperación existente por el número de pacientes que tienen que atender y las carencias que existen.

Lo más grave de dicho chat es que hacen ver que ante el exceso de trabajo se encuentran agotados, y cuestionan las decisiones de los directivos sin tomar en cuenta la realidad de las cosas.

Y rematan con la frase contundente “… estamos agotados y ellos solo se alzan el cuerpo en los periódicos y redes sociales con nuestro trabajo…”, ¡sopas!, ¿así o más claro ?.