Delicias

HILO DIARIO

LAURA CORTE Y SUS DATOS PUES QUE HAY DESFALCO EN CLÍNICA NUEVA DEL ISSSTE

Staff/El Diario

jueves, 12 noviembre 2020 | 10:22

VAYA CULEBRÓN QUE SE SOLTÓ DESDE LA MAÑANERA

con respecto a la campaña mediática que inició Juan Carlos Loera en espectaculares, y donde a pregunta expresa de un reportero, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, sacó el colmillo y la experiencia en estas lides, al comentar que “si tienen pruebas que utilizó recursos públicos yo mismo lo denuncio”.

Hay que reconocer que en esos temas, AMLO es un viejo lobo de mar, con esa respuesta acalla grillas y obliga a que el que acuse presente las pruebas, y no solo se haga escarnio de un supuesto, pero si hay elementos, se dará curso.

Loera no es santo de la devoción de sirios y troyanos, tiene enemigos dentro y fuera del partido, si no pregúnteles a algunos productores locales su opinión sobre el ex delegado, y la verdad, pensar que sacó recursos públicos para promocionarse, no creo que sea tan inocente para caer en esa tentación, porque significaría no solo perder la candidatura, sino su tumba política.

En fin, los maquiavelos de este tema, y que inundaron los grupos de chats, dicen que el ex funcionario y ahora aspirante a la gubernatura por Morena, ha gastado cerca de 3 millones 600 mil en 120 carteleras.

Ahí está el detalle, dijo Cantinflas, en torno a este asunto, que le fue planteado a AMLO durante la Mañanera ayer.

La pregunta de los contras es ¿de dónde sacó Loera el billete para esa campaña?, ¿pero qué no hay compas para esas minucias?, porque eso de meter mano a la caja oficial, se me hace muy gorda Antonia, pero bueno, todo puede pasar, hay que dudar en estos tiempos de todo y de todos.

Así que la recomendación es que si hay evidencias de volada las lleven a Palacio Nacional y con ello acaban con la aspiración de Loera, pero ojo, si no es así, hay que recordar que las llamaradas se apagan solas.

VAYA ASESORADA QUE LE DIERON

a la administradora del Issste, Laura Corte, a quien solo le faltó decir que traía otros datos, y ni siquiera aceptó ni por encimita que las cosas no se están haciendo bien en la nueva clínica, ni mucho menos reconoció las demandas que los médicos plantearon el pasado lunes.

Sostuvo que las personas que opinaron y demandaron la falta de insumos, no deberían de hacerlo porque no han entrado en el área Covid.

Corte sostuvo que se está al pendiente de las necesidades del personal médico y sobre todo del que está en el área mencionada.

Esa es su versión, obviamente. La pregunta es: si las cosas están tan bonitas, con sus datos, ¿por qué hay inconformidad?, ¿será simple grilla?, como quiso dejarlo entrever, lo cierto es que los médicos que estuvieron el lunes pasado, estaban molestos y preocupados.

En fin hay que estar pendientes del desenlace de este tema.

AYER EN LA EDICIÓN DEL UNIVERSAL,

se publicó un editorial de Mario Maldonado, bajo el título de: El ISSSTE en estado de descomposición, y en uno de los párrafos del extenso escrito abordó el tema de la nueva clínica, sosteniendo la versión de que la Auditoría Superior de la Federación detectó un desfalco en su edificación, pero sin aportar mayores detalles.

El punto es que dicha columna levantó el avispero político debido a que podía estarle pegando o rozando a Reyes Baeza, debido a que a él le tocó anunciar la inversión cuando era director del ISSSTE.

Aunque también uno que otro Moreno que heredó la obra se sintió herido en el mero corazón.

El párrafo en mención dice de la siguiente manera:

Por si fuera poco, la Auditoría Superior de la Federación detectó un fraude en el hospital de Delicias, Chihuahua, por un monto de 180 millones de pesos. Entre las razones más graves se encuentra que no se comprobó el gasto de 72 millones de pesos, es decir, que los desaparecieron.

Usted tiene la última palabra.