Delicias

HILO DIARIO

NO LES PAGAN Y AHORA VAN LAS REPRESALIAS VS LECHEROS

Staff/Diario

miércoles, 02 diciembre 2020 | 11:24

COMO DIRÍA MI BUEN AMIGO MIGUEL HERRERA GOLARTE, qué bueno que inició el Docenario de la Virgen de Guadalupe, porque el diablo se soltó en el estado y el ambiente electoral se calentó al rojo vivo.

Nomás échele. Amanecimos con la pugna de Javier Corral contra Maru Campos y César Jáuregui, en donde el líder nacional Marko Cortés, tuvo que intervenir entre ambos bandos, pero comprobándose la existencia de dos bandos al interior del PAN, uno al que le llaman los  “Marucos” y al otro  los “Corrales”.

Y si a usted le gusta la grilla de “lejos”, no se pierda los siguientes capítulos de esta serie, porque van a ser los más interesantes.

Y si en el PAN amanecieron contrapunteados, en el PRI no cantan mal las rancheras, con la intifada que Memo Márquez lidera contra Omar Bazán, y la que se irá a los tribunales electorales, buscándose la inhabilitación.

Memo encabeza la pretensión del alcalde de Guachochi, Hugo Aguirre García, de ser gobernador, y obvio que se les atraviesa Bazán.

Aquí también la historia se pondrá buena en los días venideros.

Para no bajarle al tema, en donde también hay bronca, es en Morena, y máxime que la grilla de Corral le alcanzó ayer al senador, Cruz Pérez Cuéllar, al solicitarse su desafuero, ya que hay una orden de aprehensión lista por parte de la Fiscalía General del Estado.

En el supuesto que procesa, se le va a parar el águila ni más ni menos que a su suplente, Manuel Espino, que anda haciendo su luchita por lograr subir puntos en el ranking de las preferencias electorales.

Total, el  horno no está para bollos, lo bueno es que ya inició el novenario, ¿no cree?.

SALIÓ BRAVA LA NUEVA SUPERDELEGADA, Bertha María Alcalde Luján, si no pregúnteles a los productores lecheros, que ahora van a tener que hacer frente a la represalia de que no van a recibirles su producto.

Al menos la advertencia está vigente para los productores que estuvieron presentes en el interior de las oficinas de Bienestar en Chihuahua, durante el “estiercolazo”.

Dicen en el sector agropecuario que “ni aguanta nada”, y es que sí es represalia, ¿se imagina los pequeños lecheros?, que tienen que aguantar el pago a capricho, perdón, a cuenta gotas de su producto por parte de las autoridades.