Delicias

Maestro Filiberto Ramírez Franco, reconocido músico y compositor meoquense que traspasó fronteras

El Teatro de la ciudad de Meoqui lleva su nombre

Staff/El Diario

lunes, 22 noviembre 2021 | 16:17

Con un legado de 80 obras musicales, 19 cuadernos de composición musical, un sin número de reconocimientos nacionales e internacionales y discípulos que imparten la materia en diversos estados del país y de Europa, El maestro Filiberto Ramírez Franco, músico y compositor dejó su nombre marcado en la historia no solo de Meoqui, sino del país.

Músico mexicano que trascendió fronteras, nació en Meoqui, un 18 de febrero de 1919 y murió el 24 de septiembre de 2001 en la ciudad de México.

Fue profesor y compositor en la Escuela Nacional de Música en la UNAM, fue también, Director de la Escuela Nacional de Música desde 1968 hasta 1972, a partir de los 12 años empezó a tocar piano y se involucró en el mundo de la música apoyado por su familia, se apasiono al practicar las composiciones de Johann Sebastián Bach y esto lo motivo para dedicarse por completo a la música.

En 1939 se trasladó a la cd. De México para estudiar en la UNAM ingreso a la facultad de Música en 1940 y culmino sus estudios como compositor en 1951.

Durante sus estudios compuso su primera obra en 1949 Concierto para piano y Orquesta Op.1

Tuvo extraordinarios Maestros de la Talla de Julián Carrillo con nivel internacional en la música clásica.

Cuando fue director de la facultad de Música UNAM, cambio todo el plan de estudios, posicionando a México en un nivel internacional.

Sus composiciones fueron escritas con una técnica de dodecafonía serial, pentafónica, poli tonalidad y atonalidad.

 

 

Sus composiciones principales son:

-Sinfonía no.1 festiva

-Sinfonía no.2 en la mayor norteña Op.4

-Chihuahua 1910, año 1955

-Seis hexafonias1980

-Sinfonista mexicana 1983

-Un día en la vida de un niño

-Variaciones concertantes sobre naranja dulce

Su viuda una virtuosa del piano maestra Ninfa Calvario, ha venido a Meoqui, constantemente en múltiples ocasiones, a realizar eventos en memoria de su esposo, tocando composiciones de él, de manera extraordinaria, y haciendo promoción para que su legado musical, se conozca en Meoqui y el mundo.

En septiembre del 2012, en Meoqui, Chihhuahua, su ciudad natal, se le hizo un homenaje, post mortem, otorgando en su honor el Teatro de la Ciudad, con su nombre Mtro., Filiberto Ramírez Franco. Por parte del ayuntamiento.

El Gobierno de Bulgaria le entrego la Medalla Oficial de oro en 1981. Por sus composiciones.

El Congreso del estado LXIII, Legislatura de Chihuahua, en el año 2012, lo declara Chihuahuense Distinguido.

Hoy hacemos memoria de un Meoquense distinguido apasionado por la música, en el día de Santa Cecilia “Día del Músico”.