Delicias

Método Ollendorf Contextos y Pretextos

“Nada hay tan bien dicho, que no pueda ser malinterpretado” Abelardo Teólogo Francés.

Miguel Herrera Golarte/El Diario

viernes, 17 diciembre 2021 | 13:29

Conocí el Método Ollendorf, hace más de 50 años, me lo explicó mi abuelo Ricardo (Herrera Zapata) como un método de aprender idiomas, pero también como de no comunicación, de suma de monólogos, entre dos personas que aparentemente se comunican, dialogan.

La verdad nunca me apliqué con los idiomas, cursos de inglés iban y venían, particulares e individualizados, mi aprendizaje siempre fue bastante escaso; intenté el aprendizaje del francés, tomé 3 ó 4 cursos de francés, aprendí un poco más, pero la falta de práctica me han dejado solamente como un pasable lector de temas técnicos y administrativos en dicho idioma. Quizá si hubiera estudiado con el método de Ollendorf hubiera trascendido y aprendido algún otro idioma.

Años después descubrí que Ollendorf efectivamente había existido y que básicamente consiste en que lo importante es la perfecta construcción de frases, en un diálogo aparente como pudieran ser los siguientes:

López Obrador (FAT): “No se suscribirán contratos de exploración y producción que contemplen el otorgamiento de bloque en áreas exclusivas”.

Felipe Calderón (Presidente de México): “Ampliaremos la riqueza petrolera de México. Contaremos así con más recursos para construir más escuelas, más clínicas y hospitales, más caminos, carreteras y puentes, más redes de agua potable y drenaje, más electricidad, más vivienda y más programas sociales para combatir la pobreza”.

Vicente Fox (ex Presidente de México): "El presidente Calderón sí que presentó una reforma integral, profunda y que realmente hubiera resuelto los problemas del país y de su energía, hubiera resuelto el futuro de los mexicanos con más calidad de vida y más ingreso.

 

 "Desgraciadamente la aprobación es pírrica, es pequeña, es sólo un pedacito de lo que propuso el presidente Calderón", señaló.

Manlio Fabio Beltrones (Senador Priista): “Una vez más el PRI, como el gran transformador de México, logró que la reforma energética que aprobó el Congreso se construyera en torno a su iniciativa” y “la experiencia, capacidad y compromiso de nuestros legisladores hicieron posible que en el Congreso se hicieran reformas prácticamente por consenso de todas las fuerzas políticas”.

 Ya, en un nivel superior de incomunicación el siguiente no-diálogo: 

Clinton: "Creo que la diplomacia es lo importante en la política internacional".

Palin: "Yo puedo ver Rusia desde mi casa". 

Clinton: "Creo que el calentamiento global es causado por el ser humano".

Palin: "Yo creo que es Dios abrazándonos". 

Ya entrados en gastos, las siguientes afirmaciones:

Felipe Calderón: “No se paralizará la economía ni habrá pérdida de empleos”.

Gerardo Ruiz Mateos (Secretario de Economía, por si algún despistado, como yo, no se acuerda): “La depreciación del peso es pasajera y el tipo de cambio se va a estabilizar pronto “

Guillermo Ortiz: "En México tenemos que estar conscientes de que vamos a tener todavía episodios de volatilidad hacia adelante, pero, en primer lugar, la economía los puede resistir y, en segundo, existen los instrumentos para hacerles frente",

Agustín Carstens: “La economía está fuerte, y son sin fundamento los movimientos cambiarios.” “Vamos a llegar al 2009 con una capacidad de gasto mayor, y eso debe mitigar las fuerzas que estamos recibiendo de exterior, para proteger los empleos y proteger el riesgo económico.”

Seguramente, estoy seguro, se refieren cada uno de ellos a distintos países; el único que tiene razón, también estoy seguro, es el Presidente Calderón y en México no pasa nada.

Claro que no se van a perder empleos, el peso se revaluará y lo podremos volver a comprar a menos de 10 pesos, creceremos como nunca y la inflación es una ilusión, espejismo pasajero. ¡Faltaba más! 

LOS ANTERIORES DIÁLOGOS SON DE UN REPASO AL TEMA DE HACE LA FRIOLERA DE 13 AÑOS… DEFINITIVAMENTE SON MUCHOS AÑOS (¡¡¡Y TAMBIÉN POCOS!!!) LOS ACTORES SON DISTINTOS (AUNQUE ALGUNOS SIGUEN SIENDO LOS MISMOS… QUIZÁ NO IGUALES-IGUALES PERO HAN SOBREVIVIDO)… 

No tengo la menor idea de si hay un número grande de seguidores-discípulos del señor Ollendorf, lo dudo, sin embargo, estoy segurísimo, que existen una gran cantidad de habitantes de éste hermoso y amenazado planeta que, sin haber oído hablar alguna vez de ese alemán decimonónico, utilizan en la vida cotidiana, en ocasiones de manera genial, ese sistema de incomunicación.

En el reciente siglo pasado (XX) uno de los icónicos representantes de las respuestas ollendorfianas fueron las de Fidel Velázquez Sánchez el longevo líder de la CTM, célebre por sus agudas respuestas a las preguntas de los reporteros, él contestaba lo que se le antojaba, según su agenda, y muchas veces no tenía que ver con lo que le preguntaban o era tan oscura la respuesta que se prestaba a múltiples interpretaciones.

En el cine  hizo época Mario Moreno “Cantinflas” con sus complejas y enrevesadas alocuciones y respuestas, algunas geniales.

En éste siglo hay personajes que merecen la exploración de su vocación ollendorfiana, enumeraré tan solo algunos que merecen una exposición más o menos prolija, que realizaré en un futuro cercano y que les compartiré lo más pronto posible, por lo pronto me vienen a la mente el ex Presidente Vicente Fox, el “médico” López Gatell y por supuesto el Presidente López Obrador (CON EL ESPÍRITU DECEMBRINO QUE ME EMBARGA Y ME EMOCIONA-CONMOCIONA… ¡¡¡Los tres con mayúsculas y negritas).

 “Por último un muy breve, breviario cultural: la palabra trivia (ampliamente utilizada como una forma de medir el conocimiento que una persona tiene respecto a una materia en particular, formulando preguntas de tres, cuatro o bien cinco opciones diferentes), que el vocablo trivial procede del latín trivalis, y esta palabra tiene su origen en el término trivium, cuyo significado es tres vías. 

Hace muchos siglos confluían tres vías    –caminos—  al llegar a Roma, la capital del mundo en aquel entonces. Se dice que allí solían encontrarse viajeros procedentes de diversos lugares del orbe, quienes lógicamente hablaban lenguas muy diferentes. 

Sus conversaciones deben haber sido bastante parecidas al Método Ollendorf (diseñado por Heinrich Gottfreid Ollendorf en el siglo XIX para aprender idiomas),  en que una persona solía hablar del clima, y su interlocutor (quien no conocía esa lengua) hacía referencia a cualquier otro tema para él importante. 

Estas charlas eran denominadas triviales.”  

Cualquier parecido con nuestra realidad es simple coincidencia.

Quien no quiere pensar es un fanático; quien no puede pensar, es un idiota; quien no osa pensar es un cobarde.

 Sir Francis Bacon