Delicias

Panorama incierto para sector lechero en 2021

Que aguante más es el que va a sobrevivir, el que no, tendrá que vender las vacas e irse a trabajar a los EU": Pepe Carreón

Érika González Lozano/el Diario

jueves, 19 noviembre 2020 | 11:43

Sin agua, el panorama para el sector lechero para el 2021 es incierto, declaró José Carreón Ramos, delegado de la Federación Mexicana de Lechería (Femeleche), el impacto económico que nace con la falta de riego para los cultivos, afectará desde el incremento de precios de insumos, productos lácteos y hasta pérdida de empleos.

El impacto no solo se queda en el aumento de costos de los insumos, sino que muchos productores tendrán que reducir el hato ganadero, así como sus niveles de producción, bajando la plantilla laboral, así que el panorama para el sector lechero el año que entra, si no llueve, va a estar muy crítico, explicó el empresario.

Sin agua, el panorama para el sector lechero para el 2021 es incierto, declaró José Carreón Ramos, delegado de la Federación Mexicana de Lechería (Femeleche), el impacto económico que nace con la falta de riego para los cultivos, afectará desde el incremento de precios de insumos, productos lácteos y hasta pérdida de empleos.

El impacto no solo se queda en el aumento de costos de los insumos, sino que muchos productores tendrán que reducir el hato ganadero, así como sus niveles de producción, bajando la plantilla laboral, así que el panorama para el sector lechero el año que entra, si no llueve, va a estar muy crítico, explicó el empresario.

“El próximo año será muy difícil para el sector lechero porque además de los problemas actuales, sobre todo los productores chicos donde Liconsa ha mangoneado el presupuesto y ha dejado de pagar puntualmente como lo ha venido haciendo, pagando una semana si y otras no”.

Explicó que en el caso de los pequeños productores el 2020 ya ha sido problemático, porque ahora Liconsa los quiere englobar a todos en un esquema de pago de cada quince días, sin entender que las vacas comen todos los días para dar leche.

El delegado de Femeleche aseguró que para el 2021, con los problemas que traerá la falta de agua para los cultivos y el ganado, estos lecheros se verán en graves problemas.

“El que aguante más es el que va a sobrevivir, el que no, tendrá que vender las vacas y dedicarse a otra cosa o irse de mojado a los Estados Unidos, para poder alimentar a su familia”, señaló.

Para los medianos que manejan unas 400 ó 500 vacas van a batallar para subsistir, sobre todo si no tienen un canal de distribución suficiente para poder colocar su producto.

En este caso dijo que el hecho de que el ganado se mantiene todos los días con silo de maíz, alfalfa, avena y concentrado, se tendrán que bajar raciones de alfalfa y darles más concentrado, para que tengan los mismos nutrientes para dar la leche suficiente y pueda mantener al establero.

Para los grandes, el problema es más grave porque si necesitan 10 mil toneladas de alfalfa, con la superficie que hay sembrada la pudieran hacer, pero si no hay agua para regar esa superficie de 20 a 23 mil hectáreas, tendrán que traerla de otros estados y saldrá más caro el traslado.

“Si el mismo productor invierte en alfalfas con agua de pozo, saldrá más caro porque la luz para el bombeo la vende el mismo Estado, tendremos que trabajar a como se ponga el panorama”, continuó.

Señaló que en la sequía del 94 al 95, los productores que tenían la posibilidad traían la alfalfa del estado de Colorado, California, Texas, en Estados Unidos, pero eso solo encarecería el producto entre un 40 a un 60%, dependiendo del lugar de donde se acarree el producto.