Delicias

Vuelve a la vida Panteón Municipal y se viste de colores

.

Jesús C. Aguirre Maldonado/el Diario

martes, 02 noviembre 2021 | 17:15

Llanto, canciones, mascotas, olores, colores, sabores, recuerdos, pintados de cruces y misa fueron los comunes denominadores en el día “más grande” de la tradicional celebración del Día de Muertos en Delicias, en el día de Los Fieles Difuntos, donde la ciudadanía de Delicias, la región, varias partes del estado de Chihuahua y hasta del extranjero se dieron cita a recordar a sus seres queridos que ya partieron de este mundo terrenal.

El Panteón Municipal Delicias, el más grande de la región, se vistió de colorido a pesar de ser día entre semana y laboral, la gente se volcó en la llamada “Feria del Hueso” para depositar flores en las tumbas y arreglarlas.

Personas solas, con sus parejas, niños y mascotas y hasta familias enteras pudieron verse a los pies de las tumbas que previamente arreglaron, lugares hasta donde acudieron para recordara sus seres queridos que se les adelantaron en el camino.

Canciones como “Amor Eterno”, “Nadie es eterno”, “Cruz de Madera”, “Flor de Campomo”, “El Muchacho Alegre”, “Cruz de olvido”, por citar algunas, fueron entonadas por distintos músicos que acudieron al panteón a ganarse unos pesos. Había quienes tocaban la rola a 50 pesos, a 100 y hasta a 155 por cada una.

En el caso de los pinta cruces y lápidas, un mensaje sencillo se cobraba entre los 70 y 100 pesos. Cristian Espinoza, quien con este tiene cuatro años acudiendo a trabajar al Panteón Municipal de Delicias, sin contar el pasado que se atravesó la pandemia, dijo que él cobra a 80 pesos un mensaje sencillo pero dependiendo la extensión de este aumenta el precio, ya que la pintura está muy cara.

Los colores que más se manejan es el negro y el dorado y él llega a ganar diarios unos 550 pesos, ya que hay mucha competencia y él no es el único y cada pincelito le dura para pintar como tres tumbas.

Los pasillos del panteón se llenaron y también en el exterior para hacer filas y comprar sus ramos de flores, personas con utensilios como palas, rastrillos, azadones y escobas solían pasas para entrar a arreglar las tumbas de sus seres queridos.

En cuanto a las tumbas se arreglaron de flores multicolores, otras tantas lucieron abandonadas, quebradas, enyerbadas por el abandono de sus familiares.

También se dieron cita integrantes de iglesias cristianas como la de Los Santos de los Últimos Días, que estuvieron entregando algunas publicaciones como “Esperanza más allá de la incertidumbre” de Mark Finley y “El camino a Cristo”.

La misa católica que se ofreció versó en el mensaje en oración para todos los difuntos que están en el Panteón Municipal. A esta estuvo presente en primera fila el alcalde de Delicias Jesús Valenciano García.

Hubo transporte especial para personas con discapacidad y/o adultos mayores.

Y lo más importante: que el panteón se llenó de colorido.